lunes, 16 de septiembre de 2019

Reseña: El castillo ambulante de Diana Wynne Jones

Título: El castillo ambulante
Título original: Howl's moving castle
Saga: El castillo ambulante (1/3)
Autora: Diana Wynne Jones
Editorial: Nocturna
Páginas: 358








Sinopsis
En el país de Ingary, donde existen cosas como las botas de siete leguas o las capas de invisibilidad, que una bruja te maldiga no es algo inusual. Cuando la Bruja del Páramo convierte a Sophie Hatter en una anciana, la joven abandona la sombrerería familiar para pedir ayuda en el único lugar mágico que se le ocurre: el castillo ambulante que atemoriza a los habitantes de Market Chipping. Pues dentro no sólo se halla un demonio del fuego, sino también el perverso mago Howl, tan diestro en realizar hechizos como en robar los corazones de las damas más ingenuas. 

Autora
Diana Wynne Jones (Londres, 1934) es autora de más de cuarenta novelas y una de las principales voces de la literatura fantástica actual. Licenciada en Filología Inglesa por la universidad de Oxford, de joven asistió a conferencias de J. R. R. Tolkien y C. S. Lewis. En 1977 publicó la primera parte de su serie Los mundos de Chrestomanci. Nueve años después apareció su novela El castillo ambulante, que fue llevada al cine en una adaptación de Hayao Miyazaki, cuya historia prosiguió en El castillo en el aire (1990) y La casa de los mil pasillos (2008; Nocturna, 2010).

Opinión
Como regalo de cumpleaños las Navidades pasadas recibí la trilogía completa de novelas de El castillo ambulante. Conocía ya la obra por la película de Hayao Miyazaki del 2004, pero no el material original, y dejadme deciros que como muchas otras adaptaciones, ha sido toda una experiencia. No voy a decir que me ha arruinado la película, porque para nada, sino que me hace pensar en ambos productos como algo independiente. El libro tiene sus cosas buenas y la película tiene sus cosas buenas, así como tienen sus respectivos fallos.
En esta reseña va a ser inevitable las comparaciones libro/película, por ser precisamente esta segunda lo primero que consumí y con lo que estoy más familiarizada, pero voy a intentar que no sea eso lo que lleve la mayor parte de la reseña.
Sophie es la mayor de tres hermanas. Tras la muerte de su padre, cada una de sus hermanas acude a un puesto de trabajo diferente, mientras que ella se queda como aprendiz en la sombrerería familiar. Un día, aparece la Bruja del Páramo (The Witch of the Waste en inglés) y la maldice, convirtiéndola en una anciana. Es entonces cuando Sophie se va del pueblo en busca de Howl y su castillo ambulante para quitarse la maldición de encima. Allí se encuentra con Calcifer, el demonio del fuego que hace funcionar el castillo y que llega a un acuerdo con Sophie por el bien de ambos. Sophie pasará a formar parte del variopinto elenco de personajes que viven en el castillo, junto al misterioso brujo Howl, y su aprendiz, Michael.
La lectura de El castillo ambulante ha sido toda una grata sorpresa. Esperaba una obra algo más parecida a la que me encontré en la película, y salvo nombre de personajes y ciertos momentos concretos, lo demás es todo diferente. Voy a empezar con los personajes.
Nuestra protagonista indudable es Sophie, una chica de unos 17-18 años tímida y con apenas motivación pues vive con la resignación de ser la la más mayor de las hermanas y por ello la que no va a ser nada en la vida y va a fallar miserablemente en conseguir lo que se proponga. Es un personaje muy tierno y que a la vez tiene muy integrado en su carácter esta resignación por ser la hermana más mayor. Con esto no sientes pena por ella, sino que impresiona lo fuerte que puede llegar a ser y como este hecho no la desmotiva. Por otro lado tenemos a Howl. La mejor forma de describirlo es como todo un drama queen. Hace una montaña de un grano de arena en muchas ocasiones, como también se ve en el film, y a mí me produjo más de un momento de poner los ojos en blanco y pensar "ya estamos otra vez". Por otro lado es un personaje muy intrigante, sobre el que pululan mucho rumores: que si roba las almas de las jovencitas, que si se come sus corazones... lo que si es verdad es que, por lo menos en la novela, es todo un Don Juan.
Por otro lado tenemos también a Michael, el aprendiz y a Calcifer, el demonio del fuego. Ambos personajes son entrañables y maravillosos a su manera. Michael por su ternura y Calcifer por su humor tan característico. Como dato curioso, el Calcifer que describe el libro dista bastante del que vemos en la película de Studio Ghibli, siendo el de esta bastante más mono que el original. Sin embargo, hay una escena concreta de la película en la que Calcifer sí se asemeja a este demonio del fuego que nos describen en la obra original (y que por cierto, es basten más feo).
Por otro lado, la trama de El castillo ambulante me ha sorprendido gratamente. Si que sigue mucho el patrón de estos son los buenos, este es el villano, los buenos ganan, tono que sin embargo no tiene tanto la película (que es donde se toma las licencias). A pesar de su sencillez, engancha. No es lo primero por lo que te quedas a leer la novela, ese peso lo tienen sin duda los personajes, pero si que resulta entretenida y sobre todo, fácil de leer y sin demasiadas complicaciones. También me ha sorprendido la ambientación, pero sobre todo el sistema de puertas que tiene el castillo. A través de una misma puerta se pueden acudir a diversos sitios, como pueden ser Ingary o Market Chipping. Pero en la historia original, con uno de los colores de la puerta, acudimos, no a un mundo de fantasía, sino a nuestro mundo, concretamente a Gales. Allí conoceremos a la familia de Howl y se nos introducirán elementos de nuestro mundo, como un ordenador, que a Sophie sorprende y que a mí me ha dejado anonada, pues pensaba en la novela como un mundo de fantasía, y no esperaba encontrarme relación con el mundo real.
Es con la familia de Howl donde se nos introduce también alguno de los guiños a otras obras de fantasía clásica que realiza Diana Wynne Jones a lo largo de la novela. En la casa de la hermana de Howl vemos un cartel que hace clara alusión a Rivendel, de El señor de los anillos y el propio nombre de la Bruja del Páramo en versión original es todo un juego de palabras a la Bruja del Oeste de El mago de Oz.
Sin extenderme mucho más, El castillo ambulante ha sido una novela de fantasía entrañable y muy divertida, que me ha dejado un buen sabor de boca y que aunque dista de la película, es maravillosa. Si que de esta me quedo con los colores y la forma en la que los villanos no son tan villanos y los buenos no son tan buenos, pero a pesar de eso, me ha encantado y la recomiendo gratamente. Ahora lo que queda es continuar con El castillo en el aire La casa de los mil pasillos.
Puntuación: 4/5

viernes, 13 de septiembre de 2019

Reseña: Elantris de Brandon Sanderson

Título: Elantris
Título original: Elantris
Saga: Elantris (1/3)
Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Nova
Páginas: 800









Sinopsis
Bienvenidos a la ciudad de Elantris, la poderosa y bella capital de Arelon llamada la «ciudad de los dioses». Antaño famosa sede de inmortales, lugar repleto de poderosa magia, Elantris ha caído en desgracia. Ahora solo acoge a los nuevos «muertos en vida», postrados en una insufrible «no-vida» tras una misteriosa y terrible transformación. Un matrimonio de Estado destinado a unir los reinos de Arelon y Teod se frustra, ya que el novio, Raoden, el príncipe de Arelon, sufre inesperadamente la Transformación y se convierte en un «muerto en vida» obligado a refugiarse en Elantris. Su reciente esposa, la princesa Sarene de Teod, creyéndolo muerto, se ve obligada a incorporarse a la vida de Arelon y su nueva capital, Kae. Mientras, el embajador y alto sacerdote de otro reino vecino, Fjordell, usará su habilidad política para intentar dominar Arelod y Teod con el propósito de somerterlos a su emperador y su dios.

Autor
Brandon Sanderson creció en Lincoln, Nebraska. Vive en Utah con su esposa e hijos y enseña escritura creativa en la Universidad Brigham Young. Su primera novela publicada, Elantris (Nova, 2006), fue recibida por el público y la crítica como una interesantísima renovación del género de la fantasía. También ha publicado una brillante trilogía: Nacidos de la Bruma, formada por El imperio final (Nova, 2008), El pozo de la ascensión (Nova, 2009) y El héroe de las eras (Nova, 2010), junto con la precuela, Aleación de Ley (Nova, 2012), donde asienta las bases de su imaginario alomántico en un mundo de bruma y cenizas.
Tras El aliento de los dioses (Nova, 2012), una obra de fantasía épica en un único volumen en la línea de Elantris, Sanderson inició con El camino de los reyes la primera parte de una magna y descomunal decalogía, El Archivo de las Tormentas, de la que Palabras radiantes es la segunda parte. 

Opinión
Ya he comentado por aquí que uno de mis propósitos literarios de 2019 era quitarle el miedo a esos grandes tochos (por lo general de literatura fantástica adulta o juvenil) que tenía acumulados en mis estanterías y que tan buenas críticas granjeaban. A raíz de empezar un amigo del pueblo con su lectura, y no tener éste con quién comentarla, decidí ponerme de una vez por todas con Brandon Sanderson, al que todavía no había tenido la oportunidad de leer, y dejadme deciros, que ha sido una experiencia única y maravilla que no puedo esperar a repetir con la saga de Nacidos de la bruma (Mistborn en su idioma original).
Elantris fue una ciudad de luz y magia. Elantris fue una ciudad maravillosa. Sus ciudadanos estaban considerados dioses. Pero diez años atrás, la Reod se llevó por delante a Elantris y todos sus habitantes. Desde entonces la población vive con miedo, temen convertirse en uno de ellos cuando la Shaod les llegue. El príncipe Raoden corre este aciago destino, y poco antes de su matrimonio con la princesa de Teod, Sarene, la Shaod le llega y es trasladado con el resto de "muertos vivientes" a la ciudad caída de Elantris. Desde allí, intentará descubrir qué le ha ocurrido a la ciudad, mientras entre sus súbditos se hace establecer la noticia de que ha fallecido. ¿Conseguirán devolver a Elantris su majestuosidad? ¿Conseguirán recuperar su magia? Y lo más importante, ¿conseguirán no sucumbir en una guerra política y religiosa?
La novela de Elantris de Brandon Sanderson comienza poniendo al lector en situación con respecto a la ciudad y sus habitantes en sus orígenes. Se nos describe esta ciudad espectacular, brillante y llena de magia, cuyos habitantes eran considerados dioses. Se nos explica que diez años atrás la Reod hizo que todos los habitantes de la ciudad pasaran a estar en una situación de muertos en vida, sin posibilidad de quitarse el dolor de encima, pero incapaces de morir a pesar de las heridas. A partir de este primer momento, comienza la trama per se. Raoden, el príncipe heredero, sufre la Shaod (la transformación de humano a elantrino) y como tantos otros antes que él, es llevado a la ciudad y dejado allí para morir o lo que quiera que les pase a los elantrinos. A la ciudad se le cuenta que el príncipe a muerto mientras dormía. A su vez, seguimos también lo que ocurre fuera de Elantris desde los ojos de Sarene, la princesa de Teod, y "esposa" de Raoden, pues al haber este "fallecido" su contrato prematrimonial vuelve válido el matrimonio con su muerte. Será a través de este personaje femenino que veremos todos los entresijos políticos de la ciudad, así como los religiosos, acompañados también por la figura del gyorn Hrathen. 
De Elantris no solo resulta interesante esta trama de magia, de descubrir qué ha pasado con la majestuosa ciudad, sino que coges cariño a cada personaje desde el minuto cero y necesitas saber qué va a ser de su destino. Además, en más de una ocasión, temes por sus vidas. Pues ya sabemos como suelen sucederse las novelas de fantasía épica. Raoden es un príncipe entusiasta, optimista a pesar del destino oscuro que le está tocando vivir. Estar dentro de Elantris no le lleva a desanimarse, sino todo lo contrario, le lleva a hacer de tripas corazón y seguir hacia adelante, cueste lo que le cueste. Por otro lado, el personaje de Sarene, resulta refrescante para lo que solemos estar acostumbrados. Como ya están haciendo Iria y Selene en su saga juvenil de Marabilia en la actualidad, Brandon Sanderson proporcionó a los lectores en su momento, a un personaje fuerte y que no se rige por los estereotipos de los personajes femeninos de esta clase de novelas. Se nos la describe como una mujer tirando a fea, mucho más alta de lo normal y que sabe perfectamente como utilizar una espada. Hay un momento de la trama, además, en el que Sarene y Raoden aparecen juntos en escena, y ésta resulta una de las mejores, manteniéndose ella estoica ante su presencia sin saber que está con su "esposo", y manteniéndose Raoden optimista y ligeramente enamorado. A estos dos personajes se les suma la figura del gyorn Hrathen (una suerte de sacerdote de alto rango). Con este personaje Brandon Sanderson no nos ha dado al villano fácil, sino al complejo. Si bien se instala como principal villano de Elantris, tiene muchos más matices que eso, el ser un simple villano. Hrathen tiene sus claros, sus oscuros, pero sobre todo, tiene corazón. Quiere conseguir su propósito de convertir a la población a su rama de la religión, pero quiere a su vez evitar el derramamiento de sangre y las pérdidas humanas. Para ello idea un plan, que se comienza a desarrollar justo en el último capítulo de la primera parte de la novela, que resulta extremadamente inteligente y elaborado.
La novela, además, se nos contará desde el punto de vista de estos personajes, intercalando sus capítulos para darnos una perspectiva general de todo lo que está ocurriendo. Además, con la edición del X Aniversario de Nova, la que ha llegado a mis manos, contamos con escenas eliminadas en las que el lector no solo disfrutará con mapas y explicaciones de los símbolos mágicos que descubrimos en la ciudad de Elantris, sino que podremos entrar prácticamente de lleno en la mente de Sanderson y su proceso de escritura, pues se nos muestran escenas eliminadas en las que originalmente aparecía un personaje del que se deshizo para beneficio de la novela, y que dejadme que os diga, ha resultado un movimiento del todo acertado, pues a las alturas a las que se nos iba a presentar este personaje, la trama ya estaba demasiado avanzada. 
La única pega que puedo ponerle a la obra, y es una pega que a medida que sigues leyendo se soluciona ella misma, es que el autor nos plantea una cantidad de términos específicos enorme, y como lectores, no contamos con un glosario que nos explique qué significa cada cosa, con lo que al principio resulta complicado entender del todo tanto la política, como la religión. Pero a medida que continúas leyendo esta pega se resuelve sola, pues te vas familiarizando con los términos. Además, casi se podría decir, que no es necesario del todo comprenderlos para disfrutar de la trama.
Elantris ha sido toda una sorpresa de verano que entiendo que todo el mundo recomiende, y una primera parte del universo de Sanderson maravillosa y que deja al lector con ganas de meterse mucho más de lleno con sus obras.
Puntuación: 5/5

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Reseña: La profecía del cuervo de Maggie Stiefvater

Título: La profecía del cuervo
Saga: The Raven Cycle (1/4)
Autora: Maggie Stiefvater
Editorial: SM
Páginas: 424









Sinopsis
Cada año, la noche de San Marcos, Blue Sargent acompaña a su madre al camino de los espíritus para ver a los que morirán en los siguientes doce meses. Sin embargo, este año es distinto: Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, ha visto a uno de estos espíritus, y eso solo puede significar que es su amor verdadero o que lo va a matar. Él se llama Gansey y es el estudiante más rico del colegio privado más elitista de la zona, la Academia Aglionby, cuyo emblema es un cuervo que todos los estudiantes llevan bordado en el jersey. Junto a Adam, un estudiante brillante, celoso del poder económico de sus compañeros; Ronan, un chico con problemas emocionales desde la muerte de su padre, y Noah, el observador taciturno que apenas habla, forman los chicos del cuervo, y están empeñados en descubrir la ubicación de la tumba del último rey galés, Glendower, el Rey Cuervo. Blue sabe que debe mantenerse alejada de ellos, porque los chicos del cuervo siempre traen problemas. Aunque nunca podría imaginarse el siniestro y oscuro mundo que los rodea, donde la magia dejará de ser un juego para convertirse en una amenaza mortal.

Autora
Maggie Stiefvater nació el 18 de noviembre de 1981 y vive en alguna parte de Virginia, junto a su marido e hijos. Como ella misma confiesa en su web personal, durante años no le resultó fácil mantener un empleo. Lo intentó como camarera y redactora, pero algunas excentricidades como hablar sola, quedarse mirando a la nada o aparecer en pijama por el trabajo no eran bien vistas por quienes la contrataban, así que, a los 22 años, decidió ganarse la vida como lo que es: una artista. Su faceta de escritora la combina con la música (toca el piano, la gaita y el arpa celta), el dibujo y las artes manuales. Por ejemplo, ella misma compone, toca la música y edita los trailers de sus libros. Es una ávida lectora y ha ganado algún que otro premio gracias a sus ilustraciones. Tiene dos perros y un gato, y llama Loki a su coche. Sus primeras novelas fueron Lament: The Faerie Queen's Deception (2008) y Ballad: A Gathering of Faerie (2009).



Opinión
Han pasado años desde la última vez que intenté enfrentarme a una novela de Maggie Stiefvater. Con Temblor, la saga de hombres lobo juvenil que primero publicó en España, no conseguí engancharme del todo, y con Las carreras de escorpio, ni si quiera logré terminar. Pero con motivo de una lectura conjunta de la saga completa de The raven cycle que están llevando a cabo algunos booktubers de habla inglesa, decidí darle una segunda (¿o tercera?) oportunidad a esta autora. Y aunque la cosa ha ido mejor que las dos veces anteriores, hay algo que todavía no me termina de enganchar. 
La profecía del cuervo nos sitúa en Henrietta, un pueblo ficticio de Virginia rodeado de montañas, bosques, y con un aura algo peculiar. Allí seguimos, por un lado, al personaje de Blue y su familia de médiums, y por otro, a un grupo de chicos adolescentes, alumnos de la Academia Aglionby, y su búsqueda de una línea ley y el cuerpo de Glendower, rey galés (cuenta la leyenda que el que encuentre su cuerpo recibirá un deseo). 
La trama de esta primera parte de The raven cycle es una mezcla de fantasía urbana y literatura paranormal que no suelo consumir, por lo que su disfrute me ha resultado algo costoso. A todo eso tenemos que añadirle que la forma de escribir de Maggie Stiefvater me resulta muy pomposa y extremadamente floreada, lo que hace que tome distancia con la historia en múltiples ocasiones. Es un estilo de escritura que mientras que en otras novelas de fantasía disfruto, aquí me ha resultado artificial. Además, su forma de escribir ha resultado confusa en más de una ocasión, y si de por sí todo el tema de las líneas ley resulta confuso para el lector promedio, teniendo que recurrir probablemente a Google para resolver la duda, imaginaos si la mitad de las cosas quedan sin explicar. Imagino, por otro lado, que esta confusión que ronda ahora por mi cabeza se resuelva en los próximos volúmenes, pero sí que ha empañado mi disfrute de esta primera entrega. 
Con todo y con eso, sí que he disfrutado su lectura por un motivo muy claro, y ese han sido sus personajes. El elenco de protagonistas de La profecía del cuervo resulta altamente entrañable, pero sobre todo, creíbles (dentro de una trama fantástica imposible, vamos a entendernos). 
Por un lado tenemos a Blue. Una chica rodeada por médiums en su familia, pero que carece de este poder. Sin embargo, posee la capacidad de ampliar los poderes de todas las mujeres de su familia (y de todas las amigas de su madre que también viven con ellas). Es un personaje muy maduro para la edad que parece tener, que ha crecido sin padre, pero rodeada de una familia que la quiere, se preocupa por ella, y participa también en la trama. De éstas me gustaría destacar al que yo he apodado el trío calavera: Maura (madre de Blue), Cala y Persephone. La aparición de estas tres mujeres en la trama es absolutamente maravillosa. 
Por otro lado tenemos también a los chicos del cuervo, los alumnos de Aglionby. Gansey es el niño rico del grupo y el obsesionado con todo el tema de las líneas ley. A pesar de ser un personaje al que el dinero precisamente no le falta, no se deja llevar por éste y es extremadamente fiel a sus amigos. Se preocupa por ellos y por su bienestar en múltiples ocasiones. Por otro lado tenemos a Ronan, el que sería "el chico malo" de la pandilla. Es un personaje claroscuro al que le rodean muchos problemas familiares, pero cuyas apariciones he disfrutado gratamente. También tenemos a Noah y Adam, personajes mucho más tranquilos que los dos anteriores, y para mí, los más enigmáticos. A Adam puede que no le haya aguantado en más de una ocasión, pero su situación familiar me ha hecho identificarme con él y sufrir como él estaba sufriendo. Y Noah... Noah tiene un peso en la trama que no esperas hasta que no continúas con la lectura, y eso que la autora nos deja claro desde su primera aparición qué es lo que le pasa, solo que como lector... no sé lo que ha pasado ahí. No sé si es que lo he leído y no he querido creerlo (probablemente), o he pensado que era sarcasmo. Pero se nos deja bien claro, y aun así, cuando llega la sorpresa, consigue el shock. 
A pesar de esta escena que sí que me ha dejado con el c*** torcido, las primeras 100-150 páginas me han resultado algo tediosas y ligeramente aburridas, y tenía miedo de que la trama no llegara a despegar. Finalmente si lo hace, pero resulta todo, como ya he dicho, altamente confuso por la forma que tiene la autora de explicar las cosas. Con todo y con eso, La profecía del cuervo cuenta también con un final que algunos lectores considerarán de infarto, pero que a mí me ha resultado fuera de lugar. La novela se cuelga con un cliffhanger en toda regla, pero aun así, a mí me ha reseultado un cambio muy brusco con respecto a lo que estaba ocurriendo. Como con el tema de las líneas ley, entiendo que haya que leer los demás volúmenes de la saga para entender este final tan abrupto y la trama en su conjunto, pues si se me pregunta ahora, no sé cuál sería mi respuesta. 
Que mi reseña no os desanime a dar una oportunidad a La profecía del cuervo, porque aunque haya sido una primera parte de saga que a mí no me ha entusiasmado sobremanera, sí que ha conseguido que me interese por continuar y descubrir del todo su trama. 

Puntuación: 3/5


lunes, 9 de septiembre de 2019

Reseña: Sueños de piedra de Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Título: Sueños de piedra
Título original: Sueños de piedra
Saga: Marabilia (1/5)
Autoras: Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Editorial: Nocturna
Páginas : 573








Sinopsis
Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros.

Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad.

En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado.

Érase una vez...

Autoras
Iria G. Parente (1993) y Selene M. Pascual (1989) son dos jóvenes autoras de Madrid y Vigo respectivamente. Entre sus libros destacan Sueños de piedra (Nocturna, 2015), Alianzas (La Galera, 2016), Títeres de la magia (Nocturna, 2016), Rojo y oro (Alfaguara, 2017), Encuentros (La Galera, 2017), Ladrones de libertad Nocturna, 2017), Antihéroes (Nocturna, 2018), Jaulas de seda (Nocturna, 2018) y Despedidas (La Galera, 2018).
El orgullo del dragón (Nocturna, 2019) supone el punto de partida de la bilogía steampunk El dragón y el unicornio.





Opinión
Con motivo de la publicación de la última parte de esta saga en otoño, en Twitter se preparó una lectura conjunta de la totalidad de la saga, hasta la publicación de este último volumen. A pesar de ser pésima en las lecturas conjuntas (siempre voy con retraso, de hecho, en esta he ido por detrás reiteradas veces e incluso ahora me encuentro atrasada con la lectura de la segunda parte, Títeres de la magia) me apunté e intenté arrastrar conmigo a mi pareja, sin buen resultado que digamos. Con todo y con eso, conseguí terminar Sueños de piedra a tiempo, y no he podido quedar más encantada con esta primera parte de saga.
Sueños de piedra nos cuenta la historia de tres personajes, centrándose sobre todo en dos de ellos. Por un lado tenemos a Arthmael, príncipe de Silfos, cuya vida cambia drásticamente cuando se le arrebata la corona en favor de su hermano bastardo Jacques. Por otro lado tenemos a Lynne, una prostituta que intenta huir de esa vida que nunca ha querido para ella y del hombre que la llevó a ese trabajo, lord Kennan. Y por último tenemos a Hazan, un joven aprendiz de mago que aparece por primera vez en el camino de los otros dos transformado en rana tras un hechizo fallido.
Estos tres personajes, a pesar de sus diferencias, unirán fuerzas en su camino por conseguir lo que necesitan: Hazan una cura para su hermana enferma, Lynne huir de la ciudad e intentar perseguir su sueño de convertirse en mercader como otrora fue su padre y Arthmael, aventuras, princesas en apuros y dragones a los que poder matar para demostrar a su padre lo realmente buen rey que puede llegar a ser.
La historia se nos narra en primera persona desde el punto de vista tanto de Arthmael como de Lynne, la clara pareja protagonista. Arthmael, en un comienzo, es orgullo, egoísta y todo un mujeriego. Pero encuentra en Lynne a la horma de su zapato, pues ésta, para la época en la que está ambientada la novela, tiene una lengua muy afilada y actúa de claro discurso feminista, algo ya frecuente en el resto de obras de las autoras y que es de agradecer en literatura fantástica, pues aunque puede que el hacer a Lynne una prostituta caiga en un tópico del género con algunas mujeres, enseguida se desliga de esa figura, convirtiendo al personaje en toda una mujer fuerte, independiente y con ganas de labrarse un futuro por sí misma. Volviendo de nuevo a Arthmael, como lectora, a penas consigues ver al final de la historia al mismo personaje debido a su gran cambio de carácter. Sin lugar a dudas, el desarrollo de personaje que más me ha sorprendido. Por otro lado Lynne también evoluciona, pero es un personaje que no pega el cambio drástico que si tiene su contraparte masculina. En cuanto a ella y la historia de amor que se desarrolla entre ambos, ha sido lo único que me ha hecho bajar puntuación a la novela. Hay en concreto una escena en la que Lynne me parece que pierde parte de su esencia en favor de Arthmael y el amor que siente por él. Esto es apenas cuestión de una escena, y enseguida vuelve todo a su ritmo normal. Puede ser, también, que los monólogos y discursos de Lynne, si bien absolutamente geniales y muchos de ellos para enmarcar, llega un punto en el que resultan pesados por repetitivos o muy parecidos. Pero me reitero, son unas pequeñas molestias que en nada se solventan y que no perjudican prácticamente a la novela.
En cuanto a Hazan, que es el personaje que me he dejado prácticamente en el tintero, es un niño absolutamente tierno y que esconde mucho más de lo que parece a simple vista. Con su historia me he llevado más de una sorpresa, pues aunque sabes que prácticamente te la quiere meter doblada desde el principio con la historia de su hermana gravemente enferma, no esperaba, para nada, el giro que dio esa parte de la trama.
Lo mismo me pasó con el giro que da el personaje de Jacques, ya que se nos presenta como el "enemigo" jurado de Arthmael por querer quitarle la corona, y sin dar detalles para no dar spoilers, es un personaje que no ha venido solo para tomar la corona y que no es tan malvada como se nos quiere hacer creer. De hecho, es otro personaje que sorprende una vez terminas la novela.
Yéndome un poco ahora a la pluma de las autoras, Iria y Selene son absolutamente mágicas. Si bien esta vez me ha costado algo más engancharme a la historia, su forma de escritura me ha recordado mucho a la de Pétalos de papel, aquella primera novela que escribieron y autopublicaron en su momento. Una pluma más limpia y trabajada que ésta, pero muy similar en cuanto a estilo, lo que me ha hecho disfrutar de la narración muchísimo más al añadir el factor nostalgia. Además el mundo que han creado, Marabilia, promete en próximos volúmenes de la saga, darnos más de una sorpresa, pues en él tienen ya cabida magos, banshees, mantícoras...
Sueños de piedra ha sido una primera parte de saga absolutamente maravillosa. Que te mete de lleno en el universo de Marabilia y que nos da a unos personajes muy bien definidos y cuyos desarrollos son una completa delicia. Preparaos para el epílogo, porque os va a hacer sufrir.
Puntuación: 5/5

viernes, 6 de septiembre de 2019

Fotoreseña: World of Warcraft Crónicas Volumen I de Varios Autores

Título: World of Warcraft Crónicas Volumen I
Título original: World of Warcraft Chronicle: Volume 1
Saga: World of Warcraft Crónicas (1/3)
Autores: Varios Autores
Editorial: Panini
Páginas: 168








Sinopsis
World of Warcraft configura un universo que ha crecido a lo largo de los últimos veinte años. Lo que empezó como un juego relativamente sencillo se ha convertido en un mundo vibrante y perdurable de pleno derecho. Un mundo que recibe las visitas diarias de millones de jugadores del mundo entero. 


Desde sus orígenes, el mundo de Azeroth existe gracias a la colaboración de cientos de técnicos, diseñadores, artistas y guionistas. Es el producto de muchas manos de gran talento y voces de gran pasión unidas en la creación de una intricada maraña de mitos, leyendas y acontecimientos globales que contextualizan firmemente las heroicas hazañas de los jugadores que comparten este mundo en constante expansión. 


Este libro –esta Crónica– pretende aunar todos estos elementos y reforzar la narrativa global que yace en el corazón de Warcraft.

Opinión
Si me conocéis o me seguís por otras redes sociales además de por el blog, sabréis que otra de mis grandes pasiones junto a los libros y la series, es jugar a World of Warcraft. Comencé esta andadura con mi expareja, y continúo explotando esta afición con mi pareja actual. Aunque ha habido momentos a lo largo de los años que lleva este videojuego en el mercado en los que me he desentendido totalmente de jugarlo pues la expansión de turno no me gustaba (ejem Mists of Pandaria y Warlords of Draenor, ejem) su universo expandido de cómics y novelas siempre ha estado ahí.
En 2016, además, comenzaron a publicarse estos volúmenes de crónicas, que recogen la mayor parte del lore desde la formación del universo hasta casi la apertura de el portal oscuro. Son muchos años de historia y lore que los jugadores ávidos llevamos aprendiendo desde los juegos de Warcraft y que muchas veces, o por lo menos en mi caso, se relegaba a horas y horas de completar misiones en el WoW por todas partes y de horas y horas de lectura de blogs y wikis por internet para completar la información.
La salida al mercado de Crónicas ha resuelto esta falta  que tenia Blizzard con respecto a su universo. Teníamos novelas, teníamos mangas, cómics, pero nos faltaba algo que recogiera todo su lore, o por lo menos, la mayor parte de él, pues luego ya hay que completarlo jugando sus expansiones. 
Esta reseña que os traigo, además, no va a ser una reseña al uso, ya que el mayor peso se lo va a llevar la edición de este compendio de historia, y para ello, que mejor que enseñarla con fotos.



Este primer volumen de Crónicas recogería desde el albor de los tiempos hasta la aparición del último Guardián de Tirisfal, Medivh. Se nos cuentan los poderes que rigen la cosmogonía de Worl of Warcraft (luz, oscuridad, arcano, vacío...), así como la formación del Panteón, qué pasó con ellos y la formación de Azeroth. En cuanto a la formación de Azeroth, pasamos por toda una serie de guerras entre dioses elementales y dioses antiguos, o lo que es lo mismo, una especie de seres llenos de bocas y tentáculos sacados de las peores pesadillas del lore de Lovecraft, pues muchos de sus nombres provienen de las obras de este maestro del terror. También pasamos por los diversos estadios de los continentes de World of Warcraft, y el desarrollo de sus razas inteligentes, así como explicaciones sobre sus ciudades, sus Dioses, etc.


(en este mapa, por ejemplo, se nos muestra el Azeroth inicial y las áreas de influencia de los Dioses Antiguos y los Dioses Elementales antes de la explosión del Pozo de la Eternidad)



Además, Crónicas Volumen 1 dota de trasfondo a los Dioses Salvajes y a algunos Loa, algo que en el juego se queda cojo, salvo que juegues un druida o un troll. Por otro lado, y esto ya es a la hora de encontrar alguna pega, que prácticamente no las tiene, es que a la hora de hablarnos de estos Dioses Antiguos que ya he mencionado antes, se nos menciona a todos, se nos explica, más o menos, sus áreas de influencia y como los encerraron, pero en el caso de N'zoth, a penas se nos da información. Este es el único fallo que podría sacarle a Crónicas, teniendo en cuenta que es precisamente este Dios Antiguo el que tiene más peso actualmente en la expansión de Battle for Azeroth en World of Warcraft. Que a su vez, puede que sea una jugada de la propia compañía para mantener a los jugadores en vilo hasta que esta información se nos vaya dando en el juego. Todo podría ser.
Solo me queda añadir, que creo queda claro que recomiendo su lectura y que tengo unas ganas locas de ponerme con los dos volúmenes siguientes que abarcan desde el final de este, hasta la expansión de Cataclysm.
Puntuación: 5/5