jueves, 17 de abril de 2014

Pídeme lo que quieras de Megan Maxwell

Título: Pídeme lo que quieras
Saga: Pídeme lo que quieras (1/3)
Autora: Megan Maxwell
Editorial: Esencia
Páginas: 462









Sinopsis
Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato.
Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes... Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.


Autora
Megan Maxwell es el seudónimo de una escritora española de novela romántica actualmente afincada en Madrid. Aunque publica tanto novela romántica contemporánea como histórica, destaca como una de las principales representantes del subgénero romántico Chick lit en España.






Opinión
La trilogía erótica a la que pertenece esta primera parte ha sido mi primera prueba con la obra de esta autora tan conocida por sus novelas románticas y no he podido quedar más encantada (a la vista está que a día de hoy ya he leído y estoy en proceso de leer más de sus obras). Como me pasó con una reseña que os traje recientemente, este libro lleva leído desde verano, así que no lo tengo tan reciente, pero espero poder explicarme con nitidez e irme poco a poco acordando de lo bien que me lo pasé con su lectura.
Como bien dice la sinopsis Eric (amo ese nombre) vuelve a España para hacerse encargo de la empresa tras la muerte de su padre y allí se encapricha de Judith, la secretaria. Hasta aquí puede parecer tópico, y no es la única obra erótica que lo explota (por ejemplo, Beautiful Bastard. Un tipo odioso). Pero el hecho de que sean ellos, el alemán y ella española es lo que marca la diferencia con otros libros del mismo género, esos que tanto nos asolan y que tanto he leído últimamente (de verdad, parece que no publican otra cosa).
Os he dicho que son los personajes los que marca la diferencia y así es. De todos esa sabido el carácter serio que tienen los alemanes, y Eric Zimmerman no iba a ser la excepción. Un hombre guapo, con dinero (si, si, ya lo sé, tópico), pero que al contrario que todos los personajes masculinos de este tipo de lecturas tiene problemas reales, y no traumas ilógicos que los asolan de por vida. Judith es la secretaria, un bellezón también, pero secretaria después de todo. Tiene carácter, más que Eric me atrevería a decir y se impone a él sin dudarlo, lo que les hace tener tantos tiras y aflojas.
Otro punto a favor de este libro es el hecho de que explora mucho más la sexualidad, todas las técnicas, aparatos y locales que rodean este mundo, por lo que recomiendo que ningún menor lo lea y sobre todo, que el que se atreva a adentrarse en esta trilogía de la mano de esta primera parte lo haga con la mentalidad muy, pero que muy abierta, porque hay escenas subidas de tono que a más de uno le pueden resultar desagradables.
Por último me gustaría destacar la pluman de Megan. No es una forma de escritura con muchas florituras, sino que va directa al grano y dota a cada personaje de un lenguaje único que hace que los veas más humanos de lo que ya son, pero sobre todo, un lenguaje que es la guinda del pastel para que no sueltes al libro ni para ir a la cama (lo leí en apenas dos días).
Puntuación: 4.5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario