lunes, 5 de mayo de 2014

Pídeme lo que quieras ahora y siempre de Megan Maxwell

Título: Pídeme lo que quieras ahora y siempre
Saga: Pídeme lo que quieras (2/3)
Autora: Megan Maxwell
Editorial: Esencia
Páginas: 382












Sinopsis
Después de provocar su despido de la empresa Müller, Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman. Para ello y para reconducir su vida decide refugiarse en casa de su padre, en Jerez. Atormentado por su marcha, Eric le sigue el rastro. El deseo continúa latente entre ellos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez será Judith quien le imponga sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa.
Todo parece volver a la normalidad, hasta que una llamada inesperada los obliga a interrumpir su reconciliación y desplazarse hasta Munich. Lejos de su entorno, en una ciudad que le resulta hostil y con la aparición del sobrino de Eric, un contratiempo con el que no contaba, la joven deberá decidir si tiene que darle una nueva oportunidad o, por el contrario, comenzar un nuevo futuro sin él.

Autora
Megan Maxwell es el seudónimo de una escritora española de novela romántica actualmente afincada en Madrid. Aunque publica tanto novela romántica contemporánea como histórica, destaca como una de las principales representantes del subgénero romántico Chick lit en España.

Opinión
Segunda parte de Pídeme lo que quieras (reseña aquí) novela que ya sabéis que me enamoró y que fue con la que probé a la autora. Al igual que su primera parte lleva leído desde verano, así que no sé que puede salir de aquí (voy a tener que estrujarme mucho los sesos para que quede algo decente seguramente).
Judith ha dejado de trabajar para Eric y ha huido para intentar olvidarse de él a casa de su padre en su querido Jérez. Pero Eric, el alemán cabezota por experiencia no se queda de brazos cruzados y corre tras ella para intentar recuperarla y tenerla de nuevo a su lado. La reconciliación va viento en popa, sin prisa pero sin pausa, hasta que Eric se ve obligado a volver a Alemania, eso si, llevándose a Judith consigo. Judith va a tener que aprender a convivir con el país y con algunos de los inquilinos de la casa de Eric, empezando por su curioso y difícil sobrino.
Adoro a Megan de forma definitiva e inconmensurable por escribir esta trilogía. En esta segunda parte volvemos a encontrarnos con nuestra pareja estrella formada por Judith y Eric Zimmerman. Ambos siguen siendo tal para cual, ella con su desparpajo español y él son su cabezonería alemana (si es que están hechos el uno para el otro). Siguen con sus tira y aflojas, con sus ahora te quiero ahora no te quiero, ahora quiero estar lejos de ti, ahora quiero irme a vivir contigo. Pero a todos ellos se nos unen unos cuantos personajes más a los que sin duda se les coge muchísimo cariño. Por una parte, adquiere, sobre todo el principio, un poco más de protagonismo el padre de Judith, pues esta se va a vivir con él después de el desastre con Eric. Pero, el que a mí más me ha encantado ha sido sin duda el sobrino de Eric. Es clavadito a él pero en formato pequeño y asiático (si no habéis leído el libro esto os parecerá rarísimo).
Otro de los cambios favorables y no tan favorables (ahora os explicaré por qué) es el cambio de escenario. Si bien al principio todo transcurre en España, poco después nos vemos trasladados a la fría e invernal Alemania. Megan nos describe de una forma perfecta los lugares, la gente, la comida, pero es presicamente Jud suelta por esta ciudad lo que no me ha gustado en cierto modo.
Judith se muda con Eric, y la situación en su casa es muy particular pues ya sabemos como son ellos dos y si a eso se les une el sobrino, pues no te digo que casa de locos está ahí montada. Y claro Judith, con su cabezonería también llega y quiere cambiar todo a su gusto, porque si, porque ella lo dice. Entiendo que la situación en esa casa no era lo mejor de lo mejor, y menos con un niño, pero imponer los cambios como casi los impone la protagonista.... me.
Por último, si en Pídeme lo que quieras el sexo rodeaba toda la historia aquí aparece, si, pero relegado a un segundo plano, pues lo más importante pasa a ser la relación de nuestros protagonistas sus tiras y aflojas, sus mejor contigo que sin ti. Su relación de un paso de gigante en comparación con lo que era en Pídeme lo que quieras, pero aun les queda todavía ver si están hechos el uno para el otro o si todavía les falta por encontrar su media naranja.
Puntuación: 4/5

2 comentarios:

  1. He leído ambas reseñas, y aunque sepas que te amo e intento leer todo lo que te gusta, este no me llama la atención :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te llama la atención entonces nada, pero lo que te ríes con estos libros no es ni medio normal XD

      Eliminar