martes, 27 de mayo de 2014

Reseña conjunta: Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a través del espejo de Lewis Carroll

Título: Alicia en el País de las Maravillas
Título original: Alice's Adventures in Wonderland
Saga: Alicia en el País de las Maravillas (1/2)
Autor: Lewis Carroll
Editorial: Juventud
Páginas: 195








Sinopsis
Otro mundo es posible» es una frase que se lee y escucha con cierta frecuencia en los últimos tiempos. El mundo que nos rodea, tal y como funciona, no acaba de satisfacer nuestros deseos y aspiraciones y, como en el poema de Goytisolo, deseamos un mundo al revés en que haya un lobito bueno maltratado por todos los corderos, un príncipe malo, una bruja hermosa y un pirata honrado. Pero poner las cosas patas arriba exige ejercer plenamente nuestra propia imaginación. En ese país de las maravillas podremos ir muy deprisa sin llegar a ningún lado o nos encontraremos con una Reina de Corazones que ejerce un poder tan despótico como arbitrario... Esas y otras muchas situaciones imposibles, narradas con incontables paradojas del lenguaje, son las que llenan las páginas en las que se cuentan las aventuras de Alicia en un maravilloso y sorprendente mundo subterráneo al que accede por azar.

Título: Alicia a través del espejo
Título original: Through the Looking-Glass, and what Alice found there
Saga: Alicia en el País de las Maravillas (2/2)
Autor: Lewis Carroll
Editorial: Juventud
Páginas: 144









Sinopsis
Alicia a través del espejo está concebido como una partida de ajedrez, donde los arroyos y los setos dividen las casillas y Alicia es un peón que aspira a ser reina; una partida de ajedrez donde nada tiene sentido y nada es lo que parece. En el mundo del espejo la realidad está distorsionada, o quizá sólo es otro modo de verla. En este mundo, para ir a cualquier lugar la mejor manera es alejarse y para cortar una tarta hay que repartirla primero.

Opinión 
Creo que Alicia en el País de las Maravillas es, de todas las películas de Disney que he visto un millón de veces, una de las que menos me atraía. De pequeña ni si quiera me gustaba y recuerdo que la reina de Corazones me daba auténtico pánico con su grito de "¡QUE LE CORTEN LA CABEZA!" (esta mujer tenía complejo de guillotina seguro). 
Os hago las reseñas conjuntas ya que la historia es descabellada en ambas partes. Me dan ganas de inventar una máquina del tiempo o meterme en la Tardis para preguntarle a Lewis Carroll que se fumó para escribir semejantes paranoias. Entre el conejo gritando que llega tarde (eso te pasa por salir con el tiempo justo de la madriguera), el sombrerero, y los pelícanos, de verdad, a medida que iba leyendo ambas novelas creía que las setas de mi revuelto no eran las idóneas.
Creo que todos a día de hoy conocemos al personaje de Alicia Lidell, una niña de pelo rubio, vestidito azul y delantal que haciendo caso omiso a su hermana mayor corre tras el conejo para adentrarse en un País de las Maravillas sacado del más loco de los manicomios. En el caso de su segunda parte, Alicia a través del espejo, vemos como esta atraviesa (creo que era así) el espejo de su salón y claro, las locuras también están a la orden del día.
Hay poco nexo de unión entre ambas novelas salvo las excentricidades. En su segundo viaje a través del espejo Alicia no recuerda su viaje al País de las Maravillas, algo que creo a nadie se le olvidaría tan fácilmente. En esta segunda parte la localización es un tablero de ajedrez/gata maleducada (sabréis por qué digo lo de la gata).
Ya sabéis que ambas historias son raras, muy pero que muy raras, y creo que son de esos clásicos que o te encantan o te dejan fría. Porque seamos realistas, con una lectura rápida no se saborea estos cuentos, que es lo que básicamente me ha pasado a mí. Aunque me he reído, culpa sobre todo de leer seguido Splinteres, el retelling que sabéis que ha hecho A.G. Howard y del que hay reseña en el blog. Me he reído al encontrar las cosas en común y al ver lo distinto e igual que son ambas localizaciones a la vez.
Por otra parte me ha hecho gracia darme cuenta que a Tim Burton no se le fue tanto la olla con su adaptación, sino que el propio autor de la obra debía de ser pariente lejano del sombrerero.
Sé que os he hecho una reseña de lo más subjetiva y loca, pero es Alicia en el País de las Maravillas. No me podéis pedir cordura para esto.
Puntuación: 3.5/5

8 comentarios:

  1. Te puedes creer que no sabía que había un segundo? 0_0 ahora me siento tonta xD

    Tengo Alicia en el País de las Maravillas desde el verano pasado en mi estantería muerto de asco y la verdad que estoy esperando a qjee surja una lectura conjunta por la bloggosfera para que se me quite la pereza y lo lea finalmente.

    Besototes <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de esperar a lecturas conjuntas me pasa con un montó de clásicos XD
      Alicia realmente lo leí por la que preparasteis de Susurros, sino ni lo habría leído probablemente XD

      Eliminar
  2. Alicia en el país de las maravillas es genial <3 Y después de leer Alicia a través del espejo, es mucho más entendible la película de Tim Burton jajaja Yo es que les tengo un cierto cariño y por eso para mí se encuentran en un pedestal, pero me alegro de que al menos te hayan gustado, aunque no sea tanto como a mí ^^

    Un besito!

    (Anna)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando vi la peli de Tim Burton me quedé en plan, que narices O.O Pero tras leer ambos libros y sobre todo el segundo si la entendí un poco más

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo con tu reseña, Lily. Yo creo que tendré que releerlo más adelante, me ha dejado algo fría la lectura de este clásico y creo que Disney hizo una adaptación genial de esta obra :)

    Besos de colores!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que creo que es de las mejores adaptaciones que ha hecho Disney de un clásico. Más adelante volveré a releerlo también, porque creo que con una sola lectura no se disfruta del todo

      Eliminar
  4. Es una libro clásico, y ese mundo tan raro a los ojos de un niño es atractivo. Además no sé, creo que el libro gusta porque es como el mundo al revés xD A mí me divierte mucho :)
    De hecho, ¿tú sabías que el autor era un Humbert Humbert de la vida? Sí, sí, era un pedófilo. De hecho hay un libro con sus cartas y fotografías que él mismo sacaba a niñas. Tengo que leerlo.
    Un beso <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, lo de pedófilo no tenía ni día, me has dejado flipada. Creo que también me han entrado ganas ahora de leer las cartas XD

      Eliminar