martes, 24 de junio de 2014

Anya's Ghost de Vera Brosgol

Título: Anya's Ghost
Título original: Anya's Ghost
Autora: Vera Brosgol
Editorial: First Second
Páginas: 221









Sinopsis
Anya could really use a friend. But her new BFF isn't kidding about the "Forever" part.
Of all the things Anya expected to find at the bottom of an old well, a new friend was not one of them. Especially not a new friend who’s been dead for a century.
Falling down a well is bad enough, but Anya's normal life might actually be worse. She's embarrassed by her family, self-conscious about her body, and she's pretty much given up on fitting in at school. A new friend—even a ghost—is just what she needs.
Or so she thinks. Spooky, sardonic, and secretly sincere, Anya's Ghost is a wonderfully entertaining debut from author/artist Vera Brosgol.


Autora
Vera Brosgol nació en Moscú, Rusia, en 1984 y se mudó a los Estados Unidos cuando solo tenía cinco años. Recibió un diploma en la Classical Animation de la universidad de Sheridan, y actualmente trabaja en Laika Inc. en Portland, Oregon dibujando storyboards de animación.
Ha hecho trabajos de ilustración para clientes como Nickelodeon, Sony Computer Entertainment, y Simon & Schuster. Su primera novela gráfica, Anya's Ghost, fue publicada en 2011 por First Second Books.





Opinión
No tenía ni idea de qué iba a encontrarme leyendo esta novela gráfica, es más, ni la conocía. Pero esta mañana, en mis momentos de procrastinación por Youtube me encontré con la review de esta asombrosa, preciosa y creepy novela gráfica. Y claro, buen dibujo y con toque creepy, pues aquí a la señorita le llama a gritos (*a gritos de esperanza* cri cri, Alex Ubago, sal de aquí).
Bien, como imagino que no todos entenderéis la sinopsis pues está en inglés (por favor, que la traigan a España porque de verdad, merece la pena) Anya's Ghost o El fantasma de Anya nos cuenta la vida de Anya Borzakovskaya, una inmigrante rusa que vive en los EE.UU con su madre y su hermano pequeño, obsesionado con enterrarla las cosas en el jardín (no sé yo si eso es normal en personas, en perros lo entiendo, pero en niños...). Anya es una chica rara, que apenas tiene amigos, vamos, nada popular, lo contrario de Elizabeth (mi nombre tuvo que volver a aparecer), guapa, rubia, y con un novio guapo y atlético que no es tan buena persona como en un principio cree la protagonista.
Yendo un día hacia el colegio cae por un agujero en un bosque y se encuentra con un esqueleto y con el consiguiente fantasma de la chica. Su nombre era Emily y murió noventa años atrás después de que un asesino matara a su familia y ella huyera. Tiene la limitación de no poder alejarse de sus huesos y claro, cuando Anya es rescatada, Emily no puede seguirla. Salvo porque su dedo meñique se quedó en la bolsa de Anya al caer (al principio ya te preguntas cómo es que el dedo llegó a parar allí). A partir de ese momento se desarrolla una especie de amistad... que bueno, no es tan sana y tan bonita como parece al principio.
Creo que enseguida habéis notado el punto en el que está lo creepy; no es que yo pueda quedarme impasible ante fantasmas y esqueletos. Pero sobre todo lo creepy está en ese aura de misterio que rodea a Emily, la fantasma. Dibujada como una chica incluso adorable, no puede vivir sin Anya, pero llega un punto en el que la manipula, la utiliza para sus propios fines... Anya además es un personaje que madura a lo largo de las pocas páginas que tiene la novela gráfica, y uno de sus últimos diálogos con Emily son de los mejores que he leído en comics, dándose cuenta de sus propios errores, admitiéndolos e intentando ponerles remedio. Además de nuestra protagonista, como ya os he dicho, tenemos a una serie de familiares y compañeros del instituto que hacen a Anya darse cuenta de las cosas.
Por una parte tenemos a su mejor amiga, Siobhan, con la que normalmente se escapa para hacer pellas (mal Anya, muy mal). Luego tenemos a Sean, el flechazo de Anya, que está saliendo con la rubia Elizabeth. Es el típico personaje americano atleta, guapo y al final, y perdón por la palabra, un completo cabrón al que solo le importan las apariencias y que los demás crean que está con la chica más guapa y más lista cuando la verdad es que se dedica a engañarla sin miramientos y la verdad, la pobre Elizabeth me da pena aguantándole solo por amor, por todo lo que le quiere. El último a destacar de todos ellos sería Dima, un chico inmigrante ruso más impopular que Anya todavía, pero que al final resulta ser un buen aliado y un chico adorable.
El dibujo no destaca precisamente por brillante, pero aun así le acompaña de una forma increíble a la historia. No son dibujos trabajados al detalle, son más bien... como los dibujos que hace cualquiera cuando quiere contar una historia sin necesidad de usar palabras. Aun así, no puedes evitar enamorar del trazo de Vera Brosgol. Enseguida me he puesto a fisgar las obras de la autora y he encontrado otra novela gráfica (totalmente muda) que ya os reseñaré en otro momento porque es también toda una joya).
Puntuación: 4/5
*Nota añadida tras el comentario de uno de los seguidores: esta novela gráfica está disponible en español bajo el sello de Norma*

2 comentarios:

  1. Una historia muy entretenida y con un dibujo sencillo pero agradable y muy expresivo. Que, por cierto, Norma la publicó en español :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La publicó Norma? Dios, no tenía ni idea XD

      Eliminar