viernes, 6 de junio de 2014

Dentro del laberinto de A.C.H Smith

Título: Dentro del laberinto
Titulo original: Labyrinth: A novel
Autor: A.C.H Smith
Editorial: Nocturna
Páginas: 285









Sinopsis
Una noche, Sarah, una adolescente de carácter fantasioso, se ve obligada a quedarse en casa cuidando a Toby, su hermano pequeño. Cuando sus padres se marchan a una fiesta, harta de oír llorar al niño, Sarah recita unos versos de su libro favorito, Dentro del laberinto, y ordena a los goblins que se lleven a su hermano. Al momento, unas extrañas criaturas aparecen y se esfuman con Toby. Poco después, un hombre misterioso y atractivo surge de la nada y se presenta como Jareth, el rey de los goblins, para a continuación sugerirle a Sarah que se olvide del niño. Arrepentida de lo que ha hecho, Sarah le pide que le devuelva a Toby, pero el rey se niega. Entonces él le propone un trato:
«Tienes trece horas para atravesar el laberinto y encontrar a tu hermano. De lo contrario, se convertirá en uno de nosotros».
Y el tiempo apremia...
Una novela con tintes de Alicia en el país de las maravillas y El mago de Oz, por la que desfilan extrañas criaturas, bailes de máscaras y, por encima de todo, interminables laberintos.


Autor
A. C. H. Smith es un novelista y dramaturgo británico nacido en Kew en 1935. Estudió en el Hampton Grammar School y se graduó en Lenguas Modernas por el Corpus Christi College de Cambridge.
Publicó las novelas The Crowd (1965) y Zero Summer (1971), además de escribir obras para la Royal Shakespeare Company y, más tarde, para el National Theatre. En 1971, el director de cine y teatro Peter Brook lo llevó a Irán para que escribiera un libro sobre el experimento teatral que Brook y Ted Hughes habían emprendido. Este libro sería publicado un año después con el título Orghast at Persepolis, y lo seguirían novelas como Treatment (1976),Sebastian the Navigator (1985) y su más reciente, The Dangerous Memoir of Citizen Sade (2000). Algunas de sus obras teatrales son Master of Letters(1979), God’s Wonderful Railway (1985) y la adaptación en 2008 al musical de Doctor Love [L’amour médecin], de Molière.



Opinión
Antes de empezar a contaros de que va la novela o cualquier cosa, y antes de que sigáis leyendo estas líneas será mejor que corráis a ver la película homónima protagonizada por David Bowie y Jennifer Connelly porque sino no os vais a enterar absolutamente de nada de lo que os cuente, y es que esta no es una novela al uso. Todos nosotros estamos acostumbrados al orden libro-película, pero en esta ocasión la cosa va al revés. Basada en la película de 1986, Dentro del laberinto nos devuelve a esa película de fantasía que todos (o deberían ser todos) hemos visto de pequeños.
Sarah vive con su padre, su madrastra y su hermanastro Toby, además de con un perro de nombre Merlín. Una noche en la que sus padres no están en casa y ella se queda cuidando de su hermano, este empieza a llorar y ella, intentando consolarle, le cuenta una historia sobre goblins, no tan ficticia como ella creía, pues, tras pronunciar la frase mágica Jareth, el propio rey de los goblins se presenta ante ella y se lleva a Toby a su castillo. Sarah, al darse cuenta de su error, arrepentida, le pide a este que se lo devuelve. Jareth le da una condición para ello, que consiga superar al laberinto que lleva a su castillo en 13 horas. ¿Será Sarah capaz de lograrlo?
Dentro del laberinto es uno de esos libros que todo niño entrando hacia la adolescencia debería leer. Me recuerda a La princesa prometida y solo con eso muero de amor. Han pasado muchísimos años desde el estreno de la película (28, ahí es nada) y a muchos su estreno nos pillo sin siquiera haber nacido, es más, mi madre recuerda esta peli como peli de su infancia, y bueno, posteriormente de la mía cuando la echaban en televisión (¿llevan demasiado tiempo sin emitirla o soy yo que no me he dado cuenta?). 
La novela, publicada en el año 2010 es un caso atípico por lo que ya os he dicho al principio. Es una novela publicada muchos años más tarde de la película y que realmente no aporta nada nuevo, salvo el origen de la madre de Sarah y por qué sus padres están separados y ella es tan fan de la obra de Dentro del laberinto, porque si, además del título referirse al laberinto que lleva al castillo de Jareth, rey de los goblins, se refiere a la obra que la madre de Sarah representó en su trabajo y a la cual Sarah es adicta.
Como personajes el libro no nos añade ninguno nuevo, salvo a la madre. Tenemos a Sarah, nuestra protagonista. Protagonista que nos parece un poco egocéntrica, pero que luego se redime al darse cuenta del error que ha cometido pidiendo a Jareth que se lleve a su hermano. Toby, el renacuajo que mete en problemas a su hermana y cuya especialidad es llorar, y llorar y llorar, además de robarla sus peluches. Y luego muchos de los variopintos habitantes del laberinto, siendo los más destacados Hoggle el goblin, Ludo el peluche gigante peludo (era el mote que le puse de niña) y Sir Didymus. De todos ellos el personaje estrella es el rey de los goblin Jareth. De pequeña vivía enamorada de este personaje encarnado por Bowie, del que he sido fan desde que tengo memoria. Realmente si te paras a pensarlo en cierto modo es el villano de la historia, el que aleja al bebé Toby de su hermana, pero como deja claro en el libro, y en el film con la canción de Within You, todo lo que hizo fue por ella, por darla todo lo que quería, a pesar de que todo esto pueda verse como malo. Una pena la verdad como termina el libro y la peli, que lo hace casi de la misma manera. Que juntaran a Sarah y Jareth como pareja me habría hecho más que feliz (bueno, los shippearé en mi cabeza como he hecho toda mi vida).
Y por favor, si todavía no habéis visto la película, hacedlo, creo que junto a la ya nombra La princesa prometida y La historia interminable, es una de las mejores películas de fantasía que existen, y si ya os leéis la novela, mejor que mejor.
Puntuación: 5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario