domingo, 13 de julio de 2014

Brújulas que buscan sonrisas perdidas de Albert Espinosa

Título: Brújulas que buscan sonrisas perdidas
Título original: Brújulas que buscan sonrisas perdidas
Autor: Albert Espinosa
Editorial: Grijalbo
Páginas: 240









Sinopsis
El amor verdadero, la familia, la venganza, las segundas oportunidades, la sinceridad... En su nueva novela, Albert Espinosa nos sumerge en una emocionante historia protagonizada por unos personajes inolvidables que nos harán reflexionar y descubrir lo que es realmente importante en la vida.
Nunca dejaré de buscar mi archipiélago de sinceridad... ¿Quieres formar parte de él? «Jamás nos mentiremos... Escúchame bien, eso implica algo más que ser sincero... En este mundo mucha gente es falsa... Las mentiras te rodean... Saber que existe un archipiélago de personas que siempre te dirán la verdad vale mucho... Quiero que formes parte de mi archipiélago de sinceridad...» «Saber que puedes confiar en la otra persona, que nunca te mentirá, que siempre te dirá la verdad cuando se lo pidas, no tiene precio... Te hace sentir fuerte, muy poderoso...» «Y es que la verdad mueve mundos... La verdad te hace sentir feliz... La verdad creo que es lo único que importa...»


Autor
Albert Espinosa (Barcelona, 1973). Actor, director, guionista de cine, teatro y televisión e ingeniero industrial superior químico. Ha superado el millón de ejemplares vendidos de toda su obra. Sus libros Si tú me dices ven lo dejo todo pero dime ven (marzo de 2011), Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo (marzo 2010) y El Mundo Amarillo (marzo 2008) se han traducido en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Holanda, Italia, Polonia, Rusia, Serbia, Bulgaria, Portugal, Noruega, Finlandia, Corea, Grecia, Brasil, Turquía, Suecia, República Checa y Eslovaquia. Todos los títulos están disponibles en Ebook, encontrándose entre los libros más vendidos en este soporte.

Opinión

A día de hoy Albert Espinosa es más que conocido en nuestro país, pero más que como escritor, creo que como creador de la famosa y seguida serie de Pulseras Rojas (serie que yo por cierto ni he empezado a ver, ni tengo intención de hacerlo en un futuro cercano), serie basada en la propia vida de Espinosa. Antes de contaros siquiera de qué vas Brújulas que buscan sonrisas perdidas, primera novela suya que leo además, a pesar de tener todas ellas, es que la pluma del autor es muy pero que muy curiosa, así que esta puede que no sea del agrado de todo el mundo, por lo que yo os recomiendo que lo probéis y veáis si el sentimentalismo que derrocha esta novela es de vuestro agrado o no. Del mí si por lo menos.
Ekaitz es un padre de familia al que la vida nunca le ha sonreído. Su madre murió de una extraña enfermedad que han compartido todos sus hermanos, él incluido y además no se hablan entre ellos; su padre, a penas presente en su infancia debido a su trabajo de director de cine, está muriéndose de cáncer y su mujer también ha fallecido. En Brújulas que buscan sonrisas perdidas nos encontramos, en forma de drama, una forma de aprender pero sobre todo, de la importancia de las segundas oportunidades.
Si buscáis una historia feliz, esta no es vuestra novela. Nos encontramos con una historia muy dura cargada de considerables perdidas que hacen que el protagonista sea atípico, una persona con sus demonios, como todos al fin y al cabo, pero con un pasado y un presentes oscuros. A lo largo de las escasas doscientas páginas que posee vamos saltando entre el presente y el pasado de Ekaitz, conociendo la enfermedad de su madre desde sus inicios, la razón por la que la relación con sus hermanos se enfrío hasta desaparecer, la muerte de su mujer, la vida con sus hijas gemelas... Son precisamente estas dos niñas las que dan un toque de esperanza a la obra, las que aportan ese rayito de sol en un cielo completamente nublado, en definitiva, y como suele pasar con todos los niños pequeños con los que me encuentro en las novelas, son adorables que corcho.
Son ellas entre todos los personajes las que han cautivado mi corazón, pero es el padre de Ekaitz el que más me ha hecho dudar, el que más sentimientos contradictorios me ha provocado, y es gracias a este hombre por lo que se descubre una de las grandes máximas de la novela, algo que ya os he adelantado antes: la importancia de las segundas oportunidades y la capacidad de perdonar acciones pasadas para poder ser feliz lo que a este hombre le queda de presente, algo no muy fácil por el alzheimer y el cáncer que lo aquejan. 
Brújulas que buscan sonrisas perdidas es todo un dramón y de esas novelas que dejan huella una vez acabadas. Una gran lectura a pesar de esa pluma del autor rara y, lo admito, con abuso de los puntos suspensivos (hay miles de puntos suspensivos a los largo del libro), pero que aun así engancha y enseña como pocas novelas lo hacen. Toca prepararse las demás novelas del autor para darlas una oportunidad una.
Puntuación: 4/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada