martes, 5 de agosto de 2014

Cada siete olas de Daniel Glattauer

Título: Cada siete olas
Título original: Alle sieben Wellen
Saga: Contra el viento del norte (2/2)
Autor: Daniel Glattauer
Editorial: Alfaguara
Páginas: 280








Sinopsis
Nunca habíamos estado tan cerca y al mismo tiempo tan lejos
1) ¿Ya conoces a Emmi Rothner y a Leo Leike? Entonces es que has leído Contra el viento del norte, la inusual historia de amor en que dos personas que jamás se han visto se enamoran perdidamente por e-mail.
2) ¿Opinas que los enamorados se merecían verse personalmente, aunque fuera sólo una vez? Comienza a leer Cada siete olas.
3) ¿Te dispones a abrir este libro sin conocer Contra el viento del norte? Aquí tienes el equipaje necesario: Leo Leike vuelve de Boston tras poco menos de un año. En casa lo esperan noticias de Emmi Rothner. Ambos se dan cuenta de que sus sentimientos no han cambiado y piensan que quizá deberían verse una vez en persona. Pero Leo ha empezado una relación y Emmi sigue casada…


Autor
Daniel Glattauer nació en Viena en 1960. Desde 1989 colabora para el periódico austriaco Der Standard. Ha escrito varias novelas, entre las que destacan Varum La huella de un beso (Punto de Lectura, 2011), además de libros de artículos. Su novela, Contra el viento del norte (Punto de Lectura, 2011) finalista del prestigioso German Book Prize, se convirtió en unbestseller traducido a treinta y dos idiomas, y también ha tenido gran éxito en forma de radionovela, obra de teatro y audiolibro. Cada siete olas (Alfaguara, 2010) es la segunda parte de este auténtico fenómeno editorial.



Opinión (puede contener spoilers del libro anterior)
Hace cosa de dos años, cuando decidí hacer de este blog uno literario y no un cajón desastre que era en su comienzo, reseñé la primera parte de esta bilogía, Contra el viento del norte. Fue uno de los mejores libros que leí en el año 2012 y debo decir, de los mejores libros que he leído en toda mi vida. He tenido que esperar dos años para releer la primera parte (pues obviamente me acordaba de poco o nada) y leer esta segunda que... bueno, ya veréis la relación de amor odio que he tenido con ella.
En Contra el viento del norte Leo Leike y Emmi Rothner se enamoraron vía mensajes de correo, en Cada siete olas y tras un parón en la mensajería retoman el contacto y "su amor", pero ahora las cosas son más complicadas para ambos, pues Emmi sigue casada y con sus hijastros y Leo ha empezado una relación con una chica. A los continuos mensajes retomando el contacto se les une un afán por conocerse por fin en persona y por retomar lo que un día tuvieron (si es que a lo que tenían se le puede llamar tener algo).
Os he dejado caer que he tenido una relación de amor odio con esta novela y es que si bien la primera parte termina mal para la pareja, me parece que es el final digno que debería de haber tenido la historia. Esa fue mi idea en un principio. Pero al empezar a leer la segunda parte, mi mentalidad ha cambiado, pues vemos como ambos personajes han madurado. Leo ya no depende tanto de lo que Emmi diga o deje de decir, y Emmi ya no es tan abrupta y maniouladora en cierto sentido, en esta segunda parte ha llegado a caerme relativamente bien, algo que no consiguió del todo en la primera.
Una gran pega que si le veo a toda esta historia es que el punto del anonimato escrito se pierde, pues por fin Leo y Emmi se conocen en un bar, y claro, las charlas sobre si realmente era lo que esperaban el uno del otro se sucede en los mensajes que siguen a esa cita. Contra el viento del norte tenía ese encanto de que ambos personajes se querían y no sabían cómo eran físicamente y eso para mí era... precioso, es lo que hizo al libro tan especial en su momento. Pero ahora... ahora se conocen, y es inevitable, cuando se empieza a desarrollar cualquier tipo de relación, ya sea amorosa o de amistad, vía Internet, que el juicio de las personas cambie debido a la apariencia física. Una pena.
Y otra cosa que tampoco me ha gustado es el marido de Emmi. Hace una pequeña aparición en formato explicación de Leo a la protagonista, una explicación de por qué se alejó de ella, explicación que no me ha gustado y que para mí no se sostiene. Pero bueno, no puedo negar, con todo y con eso, que Cada siete olas ha sido una buena lectura, y no voy a decir un digno final a esta historia de amor, pero si un buen final. Que queréis que os diga, yo quería algo trágico XD
Puntuación: 3.5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada