martes, 7 de octubre de 2014

Cuentos macabros de Edgar Allan Poe

Título: Cuentos macabros
Título original: Les contes macabres
Autor: Edgar Allan Poe
Editorial: Edelvives
Páginas: 224










Sinopsis
Una edición de lujo de los cuentos de Edgar Allan Poe, maestro del terror. Los inquietantes relatos, que se presentan con la traducción de Julio Cortázar, van acompañados de las espectaculares ilustraciones de Benjamin Lacombe. Esta edición única incluye además un texto de Baudelaire sobre la vida y obra de Poe.
Contiene los relatos Berenice, El gato negro, La isla del hada, El corazón delator, La caída de la casa Usher, El retrato oval, Morella y Ligeia.


Autor
Edgar Allan Poe nació en Boston, Estados Unidos, el 19 de enero de 1809. Sus padres murieron cuando era niño y fue recogido por un matrimonio adinerado de Richmond, Virginia, aunque nunca fue adoptado oficialmente. Pasó un curso académico en la Universidad de Virginia y posteriormente se enroló en el ejército, aunque por un periodo muy breve. Se conviritó en un escritor, poeta, crítico y periodista romántico, y es reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del cual fue uno de los primeros representantes en Estados Unidos. Fue renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos de terror. A Edgar Allan Poe también se le considera como el inventor del relato detectivesco y contribuyó con varias obras al género emergente de la ciencia-ficción. Entre las mejores obras del escritor estadounidense destacanEl Cuervo, Annabel LeeEl pozo y el péndulo, El barril de amontillado, entre otras. Murió el 7 de octubre de 1849, a los 40 años de edad. Aunque se especuló con que la causa de la muerte tuvo que ver con el alcohol y un fallo cardíaco, nunca se esclarecieron los verdaderos motivos.

Opinión
Halloween se acerca y cuando esas fechas se aproximan mi cerebro entra en modo lectura de alguna que otra cosita con miedillo o suspense. Como no, algún relato o poema del más que conocido Edgar Allan Poe tenía que caer. Hace muchos años ya, comencé a catar a este autor en versión original, más concretamente con el poema de El cuervo y el relato de El gato negro (no hace falta decir que son dos de mis composiciones favoritas). En Cuentos macabros nos encontramos con un recopilatorio de algunos de sus cuentos más conocidos, a la par que alguno, que por lo menos a mí, no me sonaban ni de cerca. Iré hablandoos de todos ellos poco a poco, con un resumen cortito y mi opinión con respecto al mismo.
El primer relato es Berenice, en el que el protagonista, primo de esta, debe casarse con ella. Esta va deteriorándose debido a una enfermedad desconocida, aunque sus blancos dientes permanecen intactos, razón por la cual Egaeus empieza a obsesionarse con ellos. Aunque el tema de la muerte es omnipresente en las novelas de Poe, recuerdo que lo que más me marcó en su primera lectura, y ahora en la relectura, de este relato es la obsesión insana que le ronda al protagonista con los dientes. En esa monomanía que acompaña a Egaeus.
El gato negro, obra conocidísima, es considerado uno de los relatos más espeluznantes de toda la historia. El protagonista, un alcohólico empedernido tiene una vida hogareña con su mujer, hasta que un día, tras pasarse con las copas, mata al gato. Poco después aparece otro que los llevará al borde de la locura y a que su vida deje de ser tan bonita como lo era. Como bien he dicho, todos conocemos la historia de El gato negro y sobre todo su desenlace. Creo que fue la primera vez que leí en un libro lo de encerrar un cadáver o semejante en una pared. Durante una temporada no pude ni acercarme a los gatos.
La isla del hada, o ese relato que yo no sabía ni que existía (si, no me miréis mal por favor). Ha sido sin duda el relato que menos me ha gustado de todos. A pesar de los preciosos escenarios con los que nos encontramos, el relato es muy corto y no aporta absolutamente nada. Con deciros que casi ni me he quedado con la idea del texto.
En El corazón delator nos encontramos con el más puro estilo Poe. Un hombre decide asesinar al anciano con el que convive tras su obsesión con el ojo enfermo de este. Tras ello decide esconder el cadáver tras la tarima del suelo de la habitación. Cuando la policía acude al lugar de los hechos el asesino irremediablemente se delata a sí mismo; cree que escucha el corazón latir por debajo de los tablones. Una gran metáfora de como la culpa puede carcomer a las personas cuando saben que han cometido un mal acto.
De La caída de la casa Usher casi que no quiero ni hablar. Me resultó prácticamente infumable cuando tuve que leerlo en su versión original y su relectura me ha hecho confirmar que es uno de sus relatos más largos y complejos. Dentro de él nos encontramos con otras lecturas o con citas, lo cual acompleja más la historia. Como tantos otros relatos del autor clásico, la muerte está omnipresente, aunque en este caso, del personaje menos esperado.
El retrato oval nos narra la historia de un hombre herido que pasa una noche con su sirviente en un castillo abandonado. Descubre un libro sobre las obras de arte del castillo y decide leerlo. En él descubre la historia de uno de los retratos de una hermosa joven, no tan joven y hermosa al término de este. Es uno de mis relatos preferidos sin duda porque no tiene esa idea de amor obsesivo que pueden tener otras de sus historias y porque en cierto modo me recuerda a El retrato de Dorian Gray, novela que leí hace ya tiempo.
Morella nos relata una historia de muerte, amor enfermizo y una hija nacida no precisamente por métodos convencionales. El relato de Morella me ha dejado a cuadros, era la primera vez que lo leía, aunque me ha resultado similar a El retrato oval, por el hecho de que la vida de una mujer se posa en otro objeto (el cuadro), o en este caso, otra persona. Una historia poco conocida, pero de las más recomendadas de toda la recopilación.
Y por último, Ligeia. Un relato largo, como el de La caída de la casa Usher, pero más intenso y más mejor que este (adoro esta expresión). Ligeia también me ha resultado similar a Morella, la razón por la que sin duda también me ha gustado. Un hombre contrae segundas nupcias tras la muerte de su primera esposa, y tras la muerte también de la segunda, esta vuelve a la vida como la primera. No podéis negar que los parecidos con el relatos de Morella no son alarmantes, pues en ambos el espíritu de la esposa fallecida se posa en otra persona.
Antes de cerrar esta reseña con la puntuación me gustaría recomendaros el tomo, no solo por las historias, pues hay algunas, de verdad, que no merecen la pena, sobre todo la de La isla del hada, sino por la edición y las ilustraciones de Benjamin Lacombe.
Puntuación: 4/5

5 comentarios:

  1. Siempre me ha encantado el misterio y terror de Edgar Allan Poe, y en concreto esa edición me parece preciosa *-* En nada me pondré con Poe :D ¡Gracias por la reseña!

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La edición es de las mejores que he visto en mucho tiempo, y las ilustraciones <3 Si tienes la opción de hacer con este no lo dudes

      Eliminar
  2. Hola guapa!
    Pues no he leído aún nada de este autor, pero ganas no me faltan. Quizá para este mes me haga con algo de él.
    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen mes para empecer a probar a Poe

      Eliminar
  3. Quisiera comprar este libro urgentemente, alguien sabe dónde puede adquirirlo en Santiago de Chile.

    ResponderEliminar