viernes, 9 de enero de 2015

Rojo como la sangre de Salla Simukka

Título: Rojo como la sangre
Título original: Punainen kuin veri
Saga: Me llamo Lumikki (1/3)
Autora: Salla Simukka
Editorial: La Galera
Páginas: 312









Sinopsis
Lumikki Andersson tiene 17 años, va a una escuela de arte y no le gusta meterse en asuntos ajenos. Pero un día encuentra en el instituto 500 euros de procedencia dudosa. Esto la hará verse envuelta, sin desearlo, en mitad de una operación de bandas rusas y estonias de tráfico de drogas. Comienza un juego de persecuciones y huidas que acabará llevándola a la mansión del legendario criminal conocido como "Oso Polar". Todo, mientras la ciudad sufre el invierno más frío en décadas. Y nada brilla tan rojo contra la blanca nieve como la sangre... 

Autora
Salla Simukka es un nombre muy establecido en la literatura juvenil finlandesa. Su salto a la fama internacional se ha dado con la trilogía Me llamo Lumikki, de la que Rojo como la sangre es la primera parte, con publicación en 50 países de todos los continentes. Como indicó el jurado del premio Topelius cuando lo ganó, "sus obras contienen mensajes importantestanto sobre los individuos (el derecho a ser uno mismo) como sobre la sociedad (las presiones del poder, la libertad de elección)".




Opinión
Todos tenemos placeres ocultos en muchos ámbitos: cine, televisión, música... También en el literario. Me he encontrado a muchas personas que les daba vergüenza admitir, por ejemplo, que les gustaba la novela erótica, la romántica o incluso el género de terror. Hace tiempo que admití mi gusto por las dos primeras, pero creo que va a ser la primera vez que reseña un género que es mi pasión oculta: los thrillers, este en concreto juvenil y nórdico. Por lo general lo que he leído de este tipo de novelas es nórdico (me pregunto si por Finlandia, Noruega y demás los fustigan para escribir este género). Hacía tiempo que no echaba mano de uno de estos libros y el regreso a mi querido thriller no ha sido del todo satisfactorio.
Lumikki Andersson es una chica de diecisiete años que podía haber protagonizado un cuento de hadas, pero que sin embargo fue atrapada de lleno en una oscura y truculenta pesadilla de mafia, drogas, poder y sangre, mucha sangre. En el pueblo en el que vive, Tampere, los que tienen el poder no siempre son los mejores y los adolescentes no siempre son alocados y sin cerebro. Será a ellos a los que les toque enfrentarse al Oso Polar y la tropa tras "él".
La premisa es buena, muy buena. Los thrillers normalmente suelen estar protagonizados por adultos, con mucha presencia de detectives, policías... Aquí tenemos uno perteneciente a este campo, padre de Elisa, una de las piezas claves de la historia por su estupidez, pero que resulta secundario, a pesar de que es por él por lo que parte de la historia se desarrolla y, al igual que su hija, a la que debió de pasar los genes, desborda estupidez. Como bien he dicho la premisa de una historia de este tipo llevada por una adolescente a la que se nos ha vendido muy bien (para muestra la frase que encontramos en la parte trasera de la novela: "Soy la hija secreta de Lisbeth Salander y Hércules Poirot) apuntaba a maneras, pero esta llena de... no incongruencias, pero si de partes y personajes que no se han sabido llevar del todo bien.
No podemos negar que Lumikki, nuestra protagonista, es única. Una chica guapa que no destaca precisamente por esto, pero con una gran capacidad de deducción, sentidos muy agudizados y un pasado de bullying escolar que la ha hecho ser fuerte y lo que es ahora; toda una chica de armas tomar. Pero está, para mi gusto, demasiado idealizada. Me explico. Me ha resultado muy poco verosímil que la protagonista sea capaz de tantas cosas con apenas 17 años. No sé, Poirot, o el propio Holmes tienen más edad y más experiencia. Una adolescente es poco probable que tenga el sentido del olfato tan sumamente agudizado como para poder saber por el olor si una persona se acerca o no (verídico esto por otra parte). ¿Y que pasa si dos personas usan la misma colonia? ¿También es capaz de distinguirla? Por otra parte está rodeada de secundarios poco acordes a lo que son. Elisa, por ejemplo, es la chica popular, guapa, con dinero, que bebe y se droga, pero en más de una escena ha pasado de ser eso, una chica popular (pensad en la peli Mean girls) a una chica miedosa y, de pronto, centrada en el propósito de desmantelar a un capo de la droga. ¿No lo veis un poco sin sentido?

Quiero leer Blanco como la nieve solo por ver hacia donde avanza la historia, ver si se resuelve un poco más lo del Oso Polar y si se responden a unas pocas de las pequeñas preguntas que se han dejado abiertas en esta primera parte. Pero sobre todo, para ver si me voy a encontrar con más d elo mismo o con una solución a los fallos que he visto en este comienzo de trilogía.
Puntuación: 2.5/5

*Gracias a la editorial La Galera por el envío del ejemplar*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada