miércoles, 22 de julio de 2015

Un final para Rachel de Jesse Andrews

Título: Un final para Rachel
Título original: Me and Earl and the dying girl
Autor: Jesse Andrews
Editorial: Nube de tinta
Páginas: 320










Sinopsis
Greg Gaines tiene diecisiete años, un aspecto que deja mucho que desear y una coraza con la que se protege del mundo. Lo que mejor define su personalidad es una mirada autocrítica y una actitud sarcástica hacia los demás. Su único amigo es Earl Jackson, un chico bastante desabrido, malhablado y con una situación familiar difícil. Los jóvenes nihilistas comparten una pasión por los videojuegos y, sobre todo, por el cine y dedican gran parte de sus tiempo libre a hacer remakes de su películas favoritas. Todo cambia en la vida de Greg cuando su madre le obliga a visitar a Rachel, una chica con leucemia con la que el muchacho tiene un pasado común.

Autor
Jesse Andrews nació en Pittsburgh y se licenció en la Schenley High Scholl y en la universidad de Harvard. Novelista, músico y guionista, Jesse Andrews ha trabajando antes como guía turístico, recepcionista en un hotel alemán. Ha vivido en San Sebastián, Berlín, Boston y Brooklyn Nueva York y Los Ángeles, donde reside actualmente. Un final para Rachel es su primera novela.





Opinión
Uno de mis retos del año era leer o releer las novelas de las que iban a sacar o habían sacado versión cinematográfica (da lo mismo que antes o después de leerla) con la intención de poder comparar ambos materiales en su justa medida. Y claro, este año van a sacar o han sacado (no es que lo tenga muy claro) la película de Me and Earl and the dying girl. Esta es la primera razón para leerlo por supuesto y luego están las dos siguientes: parece ser que todo el mundo lo ha leído y les ha gustado y la tercera, me lo compararon con Bajo la misma estrella (no me voy a parar en las maldiciones gitanas que he echado a estas personas por semejante comparación, pero bueno).
Un final para Rachel, con ese título taaaan parecido al original, nos cuenta la historia de Greg durante su último año de instituto. Un chico de diecisiete años al que le gustan rodar películas o remakes de sus films favoritos y pasar desapercibido en la medida de lo posible en el instituto. Todo el mundo sabe quién es, no pertenece a ningún grupo o tribu urbana concreto y así nadie se mete con él. Por lo normal solo puede contar con Earl, un chico con una familia un tanto peculiar que como él, adora el cine (es su compañero de rodaje en todos sus proyectos). Hasta que un día su madre le recuerda a Rachel y que, ya que se está muriendo, por qué no retoman el contacto. Esto es de lo que da de si la historia y aquí empieza mi cabreo.
¿Te vuelves a acercar a una persona solo porque se está muriendo? Espera, ¿tu madre te dice que te acerques a una persona que se está muriendo solo por esta razón? Es la sensación y las preguntas que me ha dejado la novela. Da la sensación de que Rachel es solo eso en las 320 páginas de historia, una chica que se muere a la que ni tú ni los personajes llegan a conocer. Solo conoces a Greg y punto, ¿para que más no? Porque claro, cuando lees solo es importante el protagonista y cuando escribes también, que coño (por favor, nótese la ironía).
Lo único que he sacado en claro de obligarme a leerlo, porque desde luego no os lo recomiendo y me parece de lo más infumable que he leído, sin exagerar, en los últimos dos años, es que Greg es el único que nos interesa aquí. Se llegan a hacer unas pequeñas pinceladas de Earl, pero desde luego nada comparable a lo de nuestro protagonista, que acapara toda la atención- Y ya no os digo Rachel, la pobre vale lo mismo que si un peatón cualquiera que hubiera pasado por una escena de la novela por un paso de peatones (igual no tan exagerado, pero casi).
La forma en la que la historia está escrita tampoco me ha gustado. Solo es Greg, y Greg y más Greg quejándose y hablando y no callándose ni debajo del agua. Solo he llegado a disfrutar los momentos escritos como guiones cinematográficos y porque Greg dejaba de decirme que parase de leer. Porque si señoras y señores, a esto ha llegado el estilo que tanto aplaudía yo en Una serie de catastróficas desdichas. Al contrario que aquí en esa saga el autor sabía cuando parar y cuando decirlo. Aquí no. A cada capítulo, o cada dos o menos incluso el protagonista nos dice que todo lo que está contando es un bodrio, y por favor, si os atrevéis si quiera a sacar el libro de la biblioteca en cuanto leáis la primera queja, cerrad el libro y devolvedlo, os estaréis haciendo un favor.
No voy a entrar en lo poco que me ha gustado también la forma de pensar del Greg, porque creo que ya he dejado bien claro que no, que esta novela no es para mí. Que me parece eso, un puto bodrio. Y si, es brusco, pero madre mía que bodrio.
Puntuación: 1.5/5

6 comentarios:

  1. ¡Hola! Coincido muchísimo con tu reseña, a mi tampoco me gustó este libro.
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal, alguien a quién no le gustó, pensé que era yo la rara

      Eliminar
  2. Hola!
    Tenía pensado leerla pero me parece a mi que la dejaré de lado, me he quedado indignada con las cosas que comentas del libro, me esperaba otra cosa la verdad, será que la portada me gusta y es lo que más me llamo la atención, la verdad es que abrir el libro y encontrarme con que el autor dice que no tiene ni idea de como escribir este estúpido libro ya me esperaba un libro pésimo, si hasta lo dice el autor, me alegro de haber podido leer tu reseña y ver que no me encontraré con un libro brillante, gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre recomiendo que aunque a mí no me gusten los libros les déis un vistazo, pero este, madreeee mía. La portada parece una cosa, pero el libro luego resulta ser otra

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    No me leído el libro, pero al igual que tú me han dicho que "es parecido a Bajo la misma Estrella", libro que me encanta, así que pensaba leerlo, pero gracias a tú fantástica reseña ¡no lo voy a hacer!

    Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo lo mismo que a la de arriba, cada uno tiene gustos diferentes, pero desde luego, no pueden compararse ambas novelas porque no son ni parecidas

      Eliminar