lunes, 28 de octubre de 2019

Reseña El último deseo de Andrzej Sapkowski

Título: El último deseo
Título original: Ostatnie życzenie
Saga: Geralt de Rivia (1/8)
Autor: Andrzej Sapkowski
Editorial: Alamut
Páginas: 254








Sinopsis
Geralt de Rivia, brujo y mutante sobrehumano, se gana la vida como cazador de monstruos en una tierra de magia y maravilla: con sus dos espadas al hombro -la de acero para hombres, y la de plata para bestias- da cuenta de estriges, manticoras, grifos, vampiros, quimeras y lobisomes, pero sólo cuando amenazan la paz. Irónico, cínico, descreído y siempre errante, sus pasos lo llevan de pueblo en pueblo ofreciendo sus servicios, hallando las más de las veces que los auténticos monstruos se esconden bajo rostros humanos. En su camino sorteará intrigas, elegirá el mal menor, debatirá cuestiones de precio, hollará el confín del mundo y realizará su último deseo: así comienzan las aventuras del brujo Geralt de Rivia.

Autor
Escritor polaco de literatura fantástica, Andrzej Sapkowski es conocido por su serie de libros sobre el brujo Geralt de Rivia, por los que ha recibido premios como el Ignotus o el Zajdel.
Nacido en Lodz el 21 de junio de 1948, Sapkowski comenzó su carrera literaria de forma tardía, pero ganando enseguida el favor del público y la crítica. Su combinación de lenguaje entre contemporáneo y arcaizante, así como su peculiar sentido del humor son algunas de las claves de su éxito.
Su novela, El último deseo (1990), es la primera de la saga de Geralt de Rivia, serie que fue adaptada al cine en 2001 y que también ha dado el salto al mundo de los videojuegos.
Sapkowski ha ganado cinco premios Zajdel por las historias cortas: El mal menor (1990), La espada del destino (1992) y las novelas W leju po bombie (1993), La sangre de los elfos (1994) y Narrenturm (2002). Esta última constituye el inicio de una serie de novelas de fantasía heroica ambientada en las Guerras Husitas del siglo XV.

Opinión
Siento volverme a retrasar con la subida de entradas en el blog, pero pensé que me acostumbraría rápido a mi nueva rutina de estudios y trabajo, y me está siendo un poco imposible. Aun así, espero buscar tiempo para sentarme y escribir todas las reseñas atrasadas que tengo desde hace tiempo, como es la que nos atañe, El último deseo, "primera parte" de la saga de Geralt de Rivia o The Witcher si sois fans de los videojuegos.
Tengo que decir que lo que terminó de empujarme a la lectura de otra saga fantástica adulta más, fue sin duda el próximo estreno de la serie de Netflix. Nunca he jugado a los juegos protagonizados por el brujo (aunque si que es verdad que a raíz de esta lectura me he hecho con todos ellos para comenzarlos una vez tenga tiempo. También es verdad que terminó de motivarme la lectura lanzada por Amarië (os dejo el canal linkeado en su nombre), pues organizó, con mucho éxito cabe añadir, la #LCElultimodeseo, por la que nos hemos ido ventilando los primeros libros de la saga, al promedio de uno al mes. A mí, esta primera parte, El último deseo, no llegó a durarme ni una semana y me sentí completamente enganchada a las historias y aventuras del brujo Geralt de Rivia. El último deseo, además, como primera parte de la saga, resulta extraño, pues no nos va explicando poco a poco a los personajes, ni la magia, ni la tierra en la que estamos en formato novela. No no no. El último deseo, así como la continuación, La espada del destino, son una colección de relatos en la que se nos van presentando a los personajes y a Geralt a través de las aventuras que les suceden en ellos.
Ahora ya sí, centrándonos en esta primera colección de relatos protagonizados por Geralt de Rivia, nos encontramos siete dentro de la colección, siendo uno de ellos, La voz de la razón, un relato fragmentado que sirve como hilo conductor para todos los demás.
Sin explayarme demasiado en todos ellos, voy a dar una pequeña sinopsis de cada uno o a hablar sobre sus puntos más llamativos o curiosos, sin llegar a los spoilers. El brujo, primer relato completo con el que nos encontramos, nos narra la batalla de Geralt contra una estrige (escena que abre, además, el primer videojuego del brujo). El relato nos sitúa un Wyzima, la capital de Temeria, donde una estrige, la hija del rey, se encuentra matando a los habitantes que se acercan al castillo. Es entonces cuando llega Geralt para enfrentarse a ella e intentar romper la maldición que la mantiene como una estrige.
El segundo relato, La semilla de la verdad, nos relata las aventuras de Geralt llegando a un castillo donde un hombre bestia de nombre Nivellen habita. Este es uno de los primeros relatos en el que vemos como lectores los continuos guiños del autor polaco a cuentos e historias infantiles que ya todos conocemos, como puede ser en este caso el de La bella y la bestia.
El mal menor, tercero de los relatos, es uno de mis favoritos sin lugar a dudas. En este, como en el anterior, encontramos una clara referencia a Blancanieves y los siete enanitos. El relato sirve para explicar al lector como es que Geralt llegó a llamarse "el Carnicero de Blaviken".
El cuarto relato, Una cuestión de precio, transcurre en Cintra, entre los muros de palacio y donde conocemos a Pavetta y oímos sobre la ley de la sorpresa. En el quinto relato, El confín del mundo, oímos sobre la primera aventura de Jaskier y Geralt. Y el sexto, El último deseo, el que da nombre a la colección de relatos, nos cuenta sobre el primer encuentro de Geralt y el personaje de Yennefer.
El último relato, La voz de la razón, lo he querido dejar para el final. Como ya he comentado en un principio, este relato se nos presenta de forma diferente a los demás, pues lo vamos leyendo de forma fragmentada entre el resto de relatos. Cronológicamente estaría situado tras los sucesos de el relato El brujo, pues Geralt se encuentre en el templo de Melitele curándose de las heridas inflingidas por la estrige. Las diferentes partes que lo conforman van dando paso al resto de relatos y a contarnos cómo se conocieron por primera vez él y Yennefer, el origen de uno de sus sobrenombres, etc.
Todos y cada uno de los relatos me han dejado maravillada, aunque ya he dicho que el de El mal menor es uno de mis favoritos. El autor sabe ser tanto serio en los momentos que tiene que serlo, como algo más bestia y sangriento cuando tiene que serlo. Se nos presenta a Geralt de forma muy acertada y de hecho a medida que continuas la lectura, te das cuenta que efectivamente el personaje requiere de diversos libros de relatos para ser presentado, pues es un personaje con muchos más matices de lo que parece a simple vista cuando se dice que es un brujo mata monstruos. Además, sí que me encantaría destacar, la labor del traductor que trajo la obra a España. No sé en la lectura original como se conseguiría esto, pero resulta tronchante en momentos ver como algunos aldeanos, pueblerinos, hablan como se habla aquí en España en algunas zonas de Andalucía, en pueblos muy pequeños de Castillo y León,... Vamos, que enseguida notas con la lectura, quién es rico, quién pobre y quién un pueblerino, y que queréis que os diga, a mí es de esas personas a las que esta labor de traducción les parece exquisita.
Por último, y aunque ya lo he comentado en algunos relatos, resulto curioso como algunos de ellos sirven como una especie de retelling o sátira a cuentos clásicos que conocemos y llevamos escuchando desde pequeños: el de Blancanieves, Cenicienta, La bella y la bestia... También me ha gustado comprobar que en la segunda colección de relatos, La espada del destino, continúa esta costumbre del autor.
Sin haberme explayado demasiado, creo que queda claro que he disfrutado mucho de la lectura de El último deseo. Que me parece una forma muy buena aunque extraña por falta de costumbre de empezar una saga de fantasía épica, y que ya estoy deseando llegar a las novelas per se para tener un hilo conductor más claro y ver como estos relatos van siendo mencionados en la trama de las novelas.
Puntuación: 5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario