lunes, 15 de julio de 2019

Animes: Hellsing Ultimate + Neon Genesis Evangelion


Hace ya unos años, demasiados como para acordarme, vi el anime de Hellsing. Años más tarde realizaron este segundo anime adaptando al detalle la trama del manga original, y dejad que os diga que no tiene nada que envidiar al primero. En Hellsing Ultimate seguimos al vampiro Alucard, esclavo de Integra, líder de la organización Hellsing, dedicada a erradicar la amenaza de los vampiros. El primer capítulo nos mete ya de lleno en la historia, con un sacerdote que ha convertido a toda su congregación en necrófagos (una especie de zombies creados por los vampiros cuando no se dan las condiciones necesarias para que se transformen en uno de ellos). Será también en este primer capítulo en el que Alucard transforme a Ceres Victoria, una policía, única superviviente de su pelotón frente al sacerdote-vampiro. A partir de ahí, pasará a trabajar con Alucard y con la organización Hellsing eliminando las siguientes amenazas vampíricas que asolarán Inglaterra.
Si como yo eres fan del género vampírico y además te gusta el gore (pero el gore con pretexto, no el gratuito), Hellsing Ultimate es vuestro anime. Si, además, os gusta la figura de Drácula, también. Como detalle a destacar del anime, los capítulos suelen ser más largos y densos de lo usual. Mientras que un capítulo de anime al uso ronda los 25 minutos contando con el opening y el ending (las canciones de apertura y cierre), Hellsing Ultimate se planteó más como OVAs, capítulos de unos 50 minutos de duración. A pesar de esto, la historia no se hace pesada, pues la trama es vertiginosa. También cabe destacar que salvo ligeras licencias y un tono un poco más cómico en ciertas escenas, es una adaptación extremadamente fiel al manga, de las más fieles que he tenido el placer de visualizar.
Me reitero. Si os gustan los vampiros y el gore, este es vuestro anime. En la actualidad podéis encontrarlo en Netflix sin ningún tipo de problema, y tanto este como su predecesor, se encuentran doblados al castellano para todos aquellos perezosos a los que leer subtítulos se les haga bola.
Puntuación: 9.5/10


Neon Genesis Evangelion ha sido el anime que llevo arrastrando en mi lista desde que comencé en mi andadura de ver animes al igual que consumía series y k-dramas. Aprovechando su salida en Netflix y con ayuda de un amigo con el que iba comentándola, me puse al lío. Considerado uno de los mejores animes de la historia, Evangelion nos sitúa en un "futuro" (futuro en aquel momento) en el que la población ha entrado en contacto con unos "ángeles" que causaron el Segundo Impacto, provocando la desaparición de la mitad de la población humana.  Para evitar futuros ataques, se creó la organización NERV y los EVAs, unos mechas pilotados por adolescentes que combaten a estos ángeles cada vez que aparecen. Durante el anime seguiremos a Shinji, hijo del dirigente de NERV, y a otros adolescentes que pilotarán los EVAs junto a él. 
Cuando en su momento me recomendaron la serie, me la recomendaron como un anime de mechas y ya está, no me dijeron nada más. Entiendo la reticencia de la gente a contar nada sobre este anime, pues es mejor irlo descubriendo por uno mismo. Pero sí me hubiera gustado saber que iba a ser tan raro a tantos niveles. Neon Genesis Evangelion no es solo un anime de "robots gigantes" que matan cosas en un futuro "postapocalíptico", es un anime que ahonda en la psique humana y en la complejidad de ser un adolescente. También contiene una cantidad muy alta de connotaciones y símbolos religiosos, que casi te ves obligado a buscar en internet para entender en su totalidad.
No voy a ser yo la que diga que Evangelion es un mal anime. No. Pero no me ha gustado tanto como desearía. Me ha parecido muy irregular en muchas escenas, con algunos fotogramas eternos totalmente innecesarios, y a su vez caótico a la hora de contar su historia. Además, el final, en mi opinión, es absolutamente malísimo, y casi que es mejor quedarse con el que se creo posteriormente en The end of Evangelion, que también encontraréis en Netflix, junto con el resto de películas de la saga.
Puntuación: 6/10

miércoles, 10 de julio de 2019

A sucky love story de Britanni Louise Taylor

Título: A sucky love story
Título original: A sucky love story
Autora: Britanni Louise Taylor
Editorial: Post Hill Press
Páginas: 256










Sinopsis
What if falling in love meant almost losing everything?

Where does a moderately popular internet star who never leaves her house look for potential suitors? Online. Tinder, Bumble, Match.com, OkCupid—I tried them all.  My thirty-two-year-old self clicked and swiped her little heart out, leading to more dates than I could count, and more disappointment than I was prepared for.

Maybe you can relate. Maybe you know all too well the perils of modern dating. But let’s say, eventually, you meet someone. You think to yourself, “Wow, they’re perfect! Take me off the market, put a ring on it, knock me up, the whole enchilada, because they are ‘the one.’” Let’s also say that they “feel the same way” about you. Your life starts to make sense! All the pain, heartbreak, and frustration from past failed relationships was worth it.  Slow clap.
That’s how I felt about Milos. He was from Europe, a doctor, wealthy, athletic.  He had an accent and a dog.  Milos was textbook marriage material.
For him it was “love at first sight,” but for me, it was “anxiety on every date.”
Something was telling me to run—but for two years, the only running I did was straight into his arms.
If only I would have listened.
This isn’t a love story.
It’s my story of survival


Autora
Britanni Louise Taylor es una youtuber, cómica, actriz e influencer americana con residencia en Los Ángeles, california. Es popularmente conocida por sus vídeos cómicos de su canal de Youtube. Britanni ha ganado más de 1.27 millones de seguidores publicando vídeovlogs y parodias cómicas.
Brittani también ha publicado A sucky love story, su debut como autora.







Opinión
Mi llegada a este libro ha sido totalmente de casualidad. Si que lo he oído mencionar en algún que otro canal de youtube, porque se debía de estar vendiendo como churros, pero nada más. No llamó mi atención. Pero, desde el año pasado, vivo enganchada a los vídeos-documentales del youtuber Shane Dawson, y en uno de sus últimos vídeo-documentales sobre teorías conspiratorias, apareció Brittani contando su historia. y dejadme deciros que me asustó, me asustó mucho.
En mi vida había visto a Brittani, no sabía si quiera que era youtuber, y mucho menos que tenía semejante relación con Shane (llevo viendo sus vídeos un año nada más, así que era de lo más normal que nunca la hubiera visto), pero aquí estoy ahora, no solo leyendo su relación de maltrato, sino hasta viendo vídeos de la época para poder haceros una reseña mucho más trabajada. Y dejadme deciros, que o señor que dolor, en todos los sentidos.
A sucky love story nos relata la relación de maltrato a la que estuvo sometida Britanni cuando conoció al que era el padre de su hijo Rex. Nos cuenta la situación amorosa previa a estar saliendo con él, como pasaron de tener una relación sentimental "normal", a estar comprometidos y ella embarazada en cuestión de meses. Y como la situación fue empeorando poco a poco hasta evolucionar al momento presente. En el que ya no saben nada el uno del otro, ella vive con su madre, ni su hijo ni ella pueden salir del país, etc.
Bien... por donde empiezo. No soy el público objetivo de este libro ni mucho menos. El público objetivo queda más que claro que son sus seguidores de youtube, así que mi opinión va a distar completamente de las personas que lleven años siguiendo su trayectoria en la página, y probablemente incluso mi opinión fuera diferente de ser yo una suscriptora más (aunque haya ciertas frases, ciertos pensamientos que no, ni con esas). En resumen, A sucky love story no me ha gustado, no me ha gustado nada. Admito que es un libro que te mantiene enganchado. Es uno de estos libros que se lee rápido, primero de todo por corto y segundo, por la forma en la que está escrito. A mí personalmente no me ha gustado, me ha parecido una escritura simple, muy de niñata en ciertos momentos (pensemos que estamos hablando de una persona de más de 30 años), pero si que es verdad que viendo posteriormente vídeos de Britanni, escribe igual que habla.
Esta no ha sido la razón principal de que su historia disguste. Si, no niego que lo ha pasado mal, su historia con el padre de su hijo es heavy y dura en todos los sentidos y es una situación en la que queda más que nunca establecida la frase de que la realidad a veces supera la ficción. No me ha gustado porque las reacciones de Britanni ante ciertas situaciones han sido, primero de todo raras y segundo, nada agradables.
Empiezo. Hay en cierto momento que dice ser feminista de corazón, pero luego dice que los hombres son hombres y las mujeres son mujeres. Lo siento, pero yo oigo estas dos frases seguidas y feminismo mis ovarios (con perdón). Suena precisamente a lo contrario. Y de hecho me suena a escusa para defender comportamientos machistas. Siguiente, y en la misma línea de feminismo, machismo. Explica en cierto momento y ante una cita (no recuerdo si es la primera o no) con Milos, padre de su hijo, ella aplica el "test de la gasolinera". Os pongo a continuación el fragmento en inglés, y luego os lo explico.

 Head into any populated public venue before a date, find humans, walk past, and observe their reactions. Staring, raised eyebrows, double takes, all good signs. Creepy flirtatious comments from the elderly cashier? Go get ‘em, tiger!

¿Qué está diciendo? Pues básicamente que te pasees por un sitio con mucha gente y si ves que esas personas se giran a mirar, levantan las cejas, te miran dos veces, etc. y que si incluso el viejo/a cajero/a (por la situación yo pienso más en hombres que en mujeres, pero bueno) te suelta piropos (piropos que no has pedido y que vienen de un completo desconocido), vas bien y la cita es tuya. A mí esto me chirría por todas partes, me suena super machista y sobre todo, me parece un comentario totalmente fuera de lugar. Todos nos sentimos muchas veces mal con nosotros mismos y necesitamos que venga alguien de fuera a decirnos lo buenos que realmente somos (o al contrario, todo puede ser). Lo que critico es que esto esté aquí. Es un fragmento que perfectamente se podría quitar del libro porque no aporta nada. De hecho, resta. 
A este fragmento se le suman otros comentarios relacionados con la pérdida de la virginidad, con su tratamiento del porno como algo peor que malo,... Y ya no hablo de momentos concretos ya protagonizados por ella y Milos. 
Por poner otro ejemplo. Britanni te explica como ella creía en la frase de "virgen hasta el matrimonio". Pero posteriormente pierde la virginidad con Milos antes de estar casados. Bien, el problema viene cuando te cuenta que él entra en la casa, la besa con pasión, lleva su mano hasta el sujetador, sin quitárselo en ese momento, y finalmente pasa a la cocina a por un vaso de agua que deja apoyado en una mesita al lado de la cama de ella. Para posteriormente pasar al tema, terminar, levantarse y bebérselo una vez ya ha terminado con la faena. ¿No os parece todo super creepy y planeado? Yo saldría corriendo. Pues no, ella le confronta sobre el tema en el momento, él le responde que no sabe de lo que está hablando sintiéndose todo orgulloso de lo que ha hecho (agg, asco, no puedo con estas actitudes), pero luego a Britanni le parece de lo más natural todo y no solo natural, sino que es la primera vez que le dice que le quiere. No. O sea, no, no es natural. Corre y no mires atrás.
Y dejadme que os ponga un último ejemplo. Ella se queda embarazada. Oh, sorpresa, shock. O eso escribe ella (y no solo lo escribe, si veis el vídeo en el que cuenta que está prometida y embarazada, lo dice), que la primera en sorprenderse fue ella. ¿Espera? ¿Perdona? ¿Mantienes relaciones sexuales sin protección de ningún tipo y luego te sorprendes? Lo mejor (mejor no, realmente peor) de todo es que luego la culpa es de él. Que cuando ella le preguntaba que si era necesario usar protección él le decía que con la marcha atrás no pasaba nada y claro, como es médico (que resulta que luego no), pues te lo crees. ¡Es que ningún médico te va a contestar esto! Y ya no son solo los embarazos, la protección también está para evitar ETS.
Ahora si que si, no voy a seguir explicando cosas porque me podría quedar aquí hasta mañana y entiendo, otra vez, que Britanni lo tuvo que pasar fatal en esta situación y que a veces esas señales claras de que deberías dejarle son de todo menos claras para ti, porque como se dice en mi casa e imagino que en más partes, el amor es ciego, sordo y mudo.
Como con tantos otros libros antes que este, ha quedado claro que no me ha gustado nada. Que mientras que me parece que la situación por la que vivió es horrible y se tiene que sentir más que orgullosa de haber conseguido salir, más o menos ilesa de ella, la forma de contarla no es la adecuada ni la buena. Os recomiendo encarecidamente que de tener curiosidad veáis el vídeo de Shane o incluso los vídeos de aquella época en su canal, pero no leáis el libro, porque no va a conseguir más que cabrearos.
Puntuación: 1/5

lunes, 8 de julio de 2019

Reseña: Monstruosas de Cristina Jurado, Covadonga González-Pola, Caryanna Reuven, Asun Blanco Cobelo, Gloria T. Dauden, Mariela Pappas, Patricia Macías, Lola Robles, Cristina del Toro y Amparo Montejano


Título: Monstruosas
Título original: Monstruosas
Autoras: Cristina Jurado, Covadonga González-Pola, Caryanna Reuven, Asun Blanco Cobelo, Gloria T. Dauden, Mariela Pappas, Patricia Macías, Lola Robles, Cristina del Toro, Amparo Montejano
Editorial: Tinta Púrpura
Páginas: 251







Sinopsis
Durante los últimos años hemos sido testigos del auge de la revalorización de lo femenino: las mujeres ya no somos seres inútiles y frágiles que sirven como meros objetos decorativos. Podemos ser fuertes, inteligentes, audaces e independientes. Pero todo esto queda eclipsado por una imposición de la que aún no nos libramos: la belleza. Las chicas somos guerreras y podemos tener cuantas aspiraciones queramos, eso sí, siempre que seamos hermosas.

La lamia grecolatina, la cecaelia, las arpías, la ojáncana, Medusa, la nure-onna, Lamashtu, la banshee, Alraune… todas ellas pueblan en estas páginas porque tienen en común su fealdad y su feminidad. ¿Qué sucedería si, en vez de dejarlas relegadas a la oscuridad y la discriminación, dejásemos que mostrasen todo su poder y todo lo que tienen que contar? Así son estas monstruas desarrolladas por las autoras: son magníficas porque son feas, horrorosas, espeluznantes, monstruosas… y no a pesar de ello.

Cada relato viene, además, acompañado de su versión audiorrelato, para poder disfrutar tanto de la lectura como de la intensidad de las voces invitadas —y dando mayores opciones para disfrutar de la obra a personas con capacidades diferentes—. Así mismo, cada criatura aparece ilustrada y con prendas diferentes a modo de recortables, no para ponerlas guapas, a ellas no les importa esto en absoluto. Lo que desean es estar siempre listas para la acción.


Otro de los objetivos de esta antología es dar visibilidad a las escritoras de género, por este motivo, todos los relatos están escritos por mujeres.

Opinión
Hace unos meses os traje ya en el blog la reseña de Relatos circunstanciales de Rafael Dicenta, publicado también por esta editorial. Como ya lo comenté allí, doy gracias a la editorial del envío del ejemplar en digital para su reseña en el blog.
Monstruosas es una antología de relatos sobre diferentes monstruas de la mitología. Como bien se nos indica en la sinopsis, pasamos por la lamia (no la vasca), la cecaelia, arpías, la ojáncana del folklore cántabro, Medusa, nure-onna, Lamashtu, las erinias, la banshee irlandesa y Alraune.  Cada una de estas mujeres tiene su propio papel y su propia historia que contar dentro de la antología, algunas de ellas de forma más violenta, y otras de forma mucho más sencilla y tranquila. 
Antes de comenzar de lleno con lo que me ha gustado y lo que no, me gustaría listaros cada relato con su autora, aunque no me voy a detener en todos ellos para que esta reseña no se eternice.

1. Lamia de Cristina Jurado.
2. Espuma de color lavanda de Covadonga González-Pola.
3. Alas del viento de Caryanna Reuven.
4. La vida sabe de Asun Blanco Cobelo.
5. Gorgoneion de Gloria T. Dauden
6. La fealdad del río de Mariela Pappas.
7. Piel y sangre de Patricia Macías García.
8. La piedra del dolor de Lola Robles.
9. La plañidera de Cristina del Toro.
10. La envainadora de carne de Amparo Montejano.

Como pasa con todas las antologías, a cada uno nos tiran más unos relatos que otros, pero, en este caso, el poso final a pesar de lo irregular en cuanto a estilo de algunos de ellos, es muy bueno. Cada autora hace gala de su estilo propio, y dota a cada monstrua y a cada relato de algo único, a pesar de basarse en figuras del folklore de diferentes lugares de España y del mundo. La diversidad es algo también que cabe alabar. Nos encontramos con personajes mitológicos tanto españoles, como puede ser la ojancana, figura de la que desconocía su existencia, o como la nure-onna, de la mitología japonesa. Como con la ojancana cántabra, ha habido figuras de las que desconocía su historia, entre estas pueden estar la ojáncana que ya he mencionado, como la nure-onna, Lamashtu o Alraune. A otras, sin embargo, las conocía, o bien por razones diferentes, como puede ser la lamia, figura del folklore vasco (que NO es la de este relato) o como la cecaelia (todos conocemos a Úrsula de La sirenita, pero ninguno sabíamos qué era exactamente, o yo por lo menos no lo sabía). 
Cada relato de la antología, además, cuenta con un código QR que te permite disfrutar del audiolibro de esta historia concreta y también con una explicación final del personaje, así como unos recortables de cada monstrua. Esto último a apelado a la nostalgia y me ha recordado a mi infancia y mi enorme colección de recortables.


Volviendo a la antología, cada relato ha sido único y especial en su estilo. Tenemos relatos mucho más violentos y oscuros, y otros mucho más humanos. Y con ellos, además, abarcamos muchos géneros. El de Espuma de color lavanda, por ejemplo, se acerca al misterio y al thriller, mientras que por ejemplo Piel y sangre, resulta humanamente terrorífico. Quiero destacar especialmente este relato por crudo. De todos ellos, creo que ha sido el que más me ha impactado y el que más se ha quedado conmigo. Y es que las autoras no solo nos cuentan una historia con sus mujeres, sino que nos reivindican el papel de la mujer como monstrua a lo largo de la historia, nos hablan de feminismo y de temas que todavía hoy están considerados tabú, como puede ser la menstruación o los abortos, temas que toca el relato al que he hecho mención. Ha habido otros de ellos, como puede ser el de Alas de viento o La envainadora de carne, que han pasado por mí un poco sin pena ni gloria.
Sin resultar extremadamente repetitiva, Monstruosas es toda una crítica a nuestra sociedad patriarcal, todo un grito feminista de parte de unas autoras a las que pienso seguir la pista y que no solo resulta una lectura entretenida, sino también educativa a muchos níveles. Tanto si os gustan las antologías, como sino, os recomiendo encarecidamente su lectura y su edición. Además, aprovechad y escuchad algunos de los relatos, pues los narradores tampoco tienen desperdicio.
Puntuación: 4/5

miércoles, 3 de julio de 2019

Ana la de Tejas Verdes de L. M. Montgomery

Título: Ana la de Tejas Verdes
Título original: Anne of Green Gables
Saga: Ana la de Tejas Verdes (1/8)
Autora: L. M. Montgomery
Editorial: Toromítico
Páginas: 306








Sinopsis

Ana es una niña de once años, pelirroja, pecosa y muy traviesa. Es huérfana desde los tres años y, por error, termina como hija adoptiva de los hermanos Matthew y Marilla Cuthbert, en la granja de Tejas Verdes. Ellos esperaban un muchacho alto y fornido, pero en su lugar apareció Ana. A pesar de la inicial oposición de Marilla, Ana consigue convencerlos de que no la devuelvan al orfanato. La niña se integra rápidamente en el nuevo hogar, y al cabo de poco tiempo ya nadie en la Isla del Príncipe puede imaginarse la vida sin Ana.
Ana, la de Tejas Verdes es una obra juvenil estupenda que por suerte se vuelve a publicar en nuestro país. Una serie de ocho libros que todos deberíamos leer una vez en la vida.

Autora


Lucy Maud Montgomery. Escritora canadiense universalmente conocida por la serie de novelas que narran la vida de Ana Shirley, nació en 1874 en Clifton, una pequeña ciudad de la Isla del Príncipe Eduardo (Canadá). Tras la muerte de su madre su padre decidió dejarla a cargo de sus abuelos maternos, en Cavendish, para irse a vivir al oeste del país, donde volvió a casarse. De sus abuelos recibió una educación muy estricta, aunque dicha situación estimuló su imaginación, provocando la chispa que le haría crear el personaje de Ana Shirley. Completó su formación en el Colegio Príncipe de Gales, en Charlottetown, y entre 1895 y 1896 estudió literatura en la Universidad de Dalhousie, en Halifax, Nueva Escocia. En 1898, tras haber trabajado como maestra en varias escuelas, regresa a Cavendish para cuidar de su abuela. Se casó con Ewan Macdonald, y se mudó a Ontario, donde su marido se hizo cargo de una iglesia. La pareja tuvo tres hijos: Chester Cameron, Stuart y Hugh Alexander, quien murió al nacer, en 1914. El resto de su obra la escribió fuera de la isla, ya que después de su matrimonio nunca regresó en vida. Falleció en Toronto en abril de 1942 y fue enterrada en el cementerio de Cavendish, cerca del lugar en el que creció. Es en 1898, al regresar a Cavendish para cuidar de su abuela, cuando comienza a escribir los relatos que darían lugar a su mayor creación: la serie de Ana Shirley (ocho libros que narran su vida, desde la niñez hasta la edad madura). El primero de ellos, Ana la de Tejas Verdes, publicado originalmente en 1908, narra la llegada de la inteligente y deslenguada Ana —a la que el propio Mark Twain consideró la niña imaginaria más encantadora que se había creado desde la inmortal Alicia de Carroll— a su hogar adoptivo en Avonlea, un pueblecito (ficticio) situado al norte de la Isla del Príncipe Eduardo. Tejas Verdes, la propiedad de Marilla, su madre adoptiva, será el centro de su universo infantil y el lugar donde, al fin, podrá sentirse parte de una familia.

Opinión
El año pasado aquí la menda pilló una enganchada terrible a la serie de la CBC Anne with an E y tras ver la primera temporada, tuve que hacerme con la primera parte de las historias de esta niña tan entrañable. Pero como tantos otros libros, las ganas se me pasaron y se quedó en la estantería cogiendo polvo, hasta que este mes y gracias a Storytel (la aplicación de audiolibros) dije, voy a leerlo. Por favor, como me arrepiento de no haberlo hecho antes y de no haber comprado la saga completa cuando me hice con el primero.
Ana la de Tejas Verdes nos cuenta la historia de Ana, una niña pelirroja de 11 años que llega a la finca de Marilla y Matthew Cuthbert (Tejas Verdes) por equivocación, pues estos habían pedido un chico que pudiera ayudarles en las tareas y trabajos de la finca. Cuando Ana llega Marilla se niega a acogerla por no ser lo que habían pedido en un principio, pero al final claudica y Ana entra en su vida, no solo para quedarse, sino para cambiársela por completo.
Ana la de Tejas Verdes no es una novela que nos guíe por la trama. No deja de ser una historia normal de una niña y sus chiquilladas, casi como esas historietas de verano que cuentas a tus amigos que te han pasado en el pueblo cuando eras un niño. Ana es una novela de personajes. Son estos los que te enamoran, te hacen reír, te hacen llorar, y te mantienen enganchado a medida que van pasando los años por su vida.
La primera y principal de todos es Ana. Ana es una niña de 11 años, pelirrojoa, soñadora, dicharachera y melodramática. Es una niña que no para de hablar, muy inteligente para su edad y con mucha vida ya a sus espaldas por todas las situaciones por las que ha tenido que pasar a su corta edad. 
Hay que admitir que la niña no es para todo el mundo y el audiolibro con el que devoré la historia hace un muy buen trabajo representándola. Cada vez que la narradora leía los diálogos de ella, daba esa sensación de niña que no puede parar de hablar y que atropella las palabras para poder decirlas todas. A algunos puede que Ana les saque de sus casillas, pero a mí me ha encandilado.
Por otro lado tenemos a la pareja de hermano formada por Marilla y Matthew Cuthbert. A pesar de ser hermanos, estos son muy dispares entre ellos. Ambos de edad avanzada, Marilla es mucho más práctica, pragmática, y por qué no decirlo, seca. La primera vez que la conoces y lees sobre ella da sensación de señora mayor arisca a la que no te quieres acercar ni con un palo. Si que es verdad que aunque se niega a tener a Ana porque no es el niño que han pedido, la permite quedarse la primera noche en la casa, cuando siendo otra persona hubiera pensado en devolverla ipso facto, lo que demuestra el buen corazón que tiene en el fondo. Marilla, de los dos hermanos, es la que más evoluciona a medida que Ana va creciendo. Pasa de ser esta mujer seca que no quiere a Ana, a adorarla como a una hija y ser una figura imprescindible de su vida. Y ves también como poco a poco Ana se va haciendo con su corazón haciendo que se reía con sus pequeñas trastadas.
Por otro lado Matthew es el típico señor entrañable, callado, que ve en Ana a una chiquilla muy parlanchina, pero a la que adora desde el primer momento. Imaginarlo (y verle en la serie) todo callado mientras Ana habla y habla por el camino a Tejas Verdes es uno de los momento más divertidos de la novela, pues te hace pensar todo lo que tiene que quererla nada más posar sus ojos en ella, pues sino la hubiera gritado en más de una ocasión para que se callara.
A estos tres personajes principales se les unen los demás vecinos, compañeros de la escuela y habitantes de la pequeña isla canadiense en la que habitan. Vas conociendo a Gilbert Blythe, a Diana Barry, a la señora Rachel, etc. Vas queriendo a todos los personajes poquito a poco, como vas queriendo más y más a Ana.
Además de estos personajes tan entrañables, Ana la de Tejas Verdes es un libro precioso por todos los valores que transmite. Nos habla de la inocencia y las ensoñaciones infantiles, del poder de la amistad, de la importancia de la familia y un largo etcétera de valores que convierten al libro en una pieza imprescindible, tanto para niños, como para adultos. Es el libro que me hubiera encantado leer en mis vacaciones de verano en el pueblo siendo niña y jugando con los pollos y los conejos de mi abuelo.
El final de la novela transcurre cuatro años más tarde de sus inicios, cuando Ana ya tiene 15. y es un final, que personalmente, me ha encantado, pero me ha dejado completamente destrozada. Pasa algo en los últimos capítulos que hace que Ana crezca de golpe y se de de bruces con la realidad. Real que iba con el audiolibro por la calle llorando de la tristeza (menos mal de las gafas de sol que tapaban mis ojos para que la gente no me viera llorar.
Me es imposible no recomendar Ana la de Tejas Verdes, y toda la saga a pesar de que yo no haya terminado de leerla. Ana es una niña entrañable que hará las delicias de todo aquel que la lea.
Puntuación: 5/5

lunes, 1 de julio de 2019

Pequeñas mentiras de Liane Moriarty

Título: Pequeñas mentiras
Título original: Big Little Lies
Autora: Liane Moriarty
Editorial: Suma
Páginas: 576









Sinopsis
Algunas veces las pequeñas mentiras son las más letales.
Madeline es una fuerza de la naturaleza. Es divertida, mordaz y apasionada, lo recuerda todo y no perdona a nadie. Ni a su exmarido y su nueva esposa, que se acaban de mudar junto a ella.
Celeste posee el tipo de belleza que hace que el mundo se pare a mirar. Aunque a veces puede parecer un poco nerviosa ¿quién no lo estaría con ese par de gemelos traviesos? Ella y su marido llevan una vida de ensueño, pero los sueños tienen un precio, y Celeste tiene que decidir cuánto está dispuesta a pagar.
Jane, madre soltera y nueva en la ciudad, es tan joven que la confunden con la niñera. Además alberga preocupaciones impropias de su edad y tiene ciertas dudas secretas sobre su hijo. Pero... ¿por qué?
Pequeñas mentiras es una extraordinaria historia sobre estas tres mujeres en una encrucijada, sobre exmaridos y segundas esposas, madres e hijas, escándalos de patio de colegio y las peligrosas mentirijillas que nos contamos a nosotros mismos para poder sobrevivir.

Autora
La autora australiana Liane Moriarty trabajó durante años en marketing y publicidad antes de dedicarse en exclusiva a la escritura.


Debutó con la novela Tres hermanas, un cumpleaños y un problema (Three Wishes) en 2004, como proyecto final del máster en escritura que cursaba en la Universidad Macquarie de Sidney. Tras esta, ha publicado otros éxitos como Lo que Alice olvidó, El secreto de mi marido o Pequeñas mentiras.



En 2016 HBO comenzó con el rodaje de una adaptación para televisión de Pequeñas mentiras, con Nicole Kidman, Reese Witherspoon, Shailene Woodley, Laura Dern o Alexander Skarsgard como protagonistas. Lo que Alice olvidó está en proyecto de llevarse al cine con Jennifer Aniston como Alice, la mujer que pierde diez años de su memoria tras un accidente.



Es hermana de las también escritoras Jaclyn y Nicola Moriarty.

Opinión
Entre mis propósitos literarios de este año está alejarme de mi zona de confort en lo que a lecturas se refiere. Empecé leyendo más clásicos, lectura feminista, Stephen King y ahora le ha llegado el turno a la prosa de Liane Moriarty, que todo hay que decirlo, engancha como nada. Y además, el estreno hace dos años de la serie de la HBO me hizo no dudar ni un segundo en elegir a ésta como me siguiente lectura.
Jane llega nueva a Pirriwee con su hijo Ziggy. Allí comienza a entablar relación debido a casualidades del destino (y a un tobillo torcido) con Madeleine, una de las "jefas" del lugar, y gracias a ésta, con Celeste. Ambas mujeres llevan una vida de ensueño con maridos de envidia, unos hijos preciosos y de nuevo, una envidia, pero su vida no es tan maravillosa como sus coches, casas y ropa dan a entender. Cada una, como Jane, está tocada a su manera. Cada una esconde sus secretos a su manera y todo queda revelado tras un accidente ocurrido durante una fiesta de Preguntas y Respuestas del colegio. Alguien muere, hay un cadáver, ¿pero, quién será? Y lo más importante de todo, ¿quién es el asesino?
La premisa como podéis leer aquí descrita por mí brevemente es intrigante. La intriga reside sobre todo en este último punto, en quién es el fallecido, pero sobre todo, quién es el asesino. Liane Moriarty tiene una manera única de contarnos los hechos, pues al igual que han plasmado, para mí con todo el acierto del mundo, en la pantalla, aquí se nos narran las vidas de las protagonistas, pero con flashbacks tras lo acontecido en la fiesta debido a las diversas entrevistas policiales de los demás asistentes a la ceremonia. Sin duda, es una manera peculiar de narrar una historia, y lo que hace que la devores y quieras saber más.
Por otro lado deseas saber en todo momento más acerca de estas tres mujeres. Desde que comienzas la novela notas ese aire de persona "traumatizada" en todas ellas, y es que a medida que lees, descubres que cada una lo está a su manera. Puede que sufras más con unas que con otras, que desees abrazar a unas más que a otras, pero la vida de ninguna de ellas es tan bonita como se pintaba en un comienzo. Junto a ellas conoces a sus maridos y a sus exs, y a sus hijos, que también tienen un papel clave en la trama indirectamente. Vamos, conoces a todo el paquete de familia. Descubres a su vez los reproches, las envidias, los odios de los vecinos, de las demás familias de los niños que acuden a esa misma escuela. Y descubres lo lejos que puede llegar una pequeña mentira y una pequeña rencilla de colegio (se aprende una gran lección con Pequeñas Mentiras y es no solo a no meterte en asuntos ajenos, sino también a dejar que los niños y niñas resuelvan sus problemas sin que sus familias se interpongan y empeoren la situación).
Solo tengo un pero para Pequeñas Mentiras, y es lo que ha hecho que no se lleve la máxima puntuación desde luego, y es que como estudiante que fui de Educación Infantil, el papel de la profesora en este caso me ha dado urticaria debido a, tanto uno de sus diálogos, como una de las situaciones que provoca. Voy a empezar con este último, porque con el anterior me cabreo demasiado y probablemente me extienda bastante más. Repitiendo, como estudiante de Educación Infantil que fui nos han explicaron por activa y por pasiva (no sin razón), la importancia de conocer a las familias de los niños y niñas y tratar los diversos tipos de éstas que existen de manera normalizada, pero evitando situaciones incómodas. Aquí se crea una, y es que no puedes, sin conocerles de absolutamente nada, hacer que niños y niñas elaboren su árbol genealógico. ¿Y si uno de ellos no tiene padre? ¿Y si otro no tiene madre? ¿Y si tiene dos padres? ¿O dos madres? Igual esto solo me molesta a mí por estudiar lo que estudié, pero bueno.
El siguiente pero, sin duda, si que no tiene ningún desperdicio. Esta misma profesora, ante una agresión de uno de los niños (me refiero aquí tanto a niños como niñas) a otro, encauza la situación de la peor manera posible y haciendo un comentario nada afortunado, pues da por hecho que el golpe lo ha tenido que dar un niño (niño, masculino). Todos hemos sido niños, todos nos hemos dado de golpes, y después, todos tan campantes. ¿De verdad hacia falta Moriarty escribir un diálogo que a mi parecer es tan sexista? Porque yo ésto lo he extrapolado a nuestra vida misma. ¿Las mujeres no sabemos dar golpes? Pues que se lo digan a algunos de mis amigos que igual la idea cambia.
Sin enrollarme mucho más, solo me queda deciros que leáis Pequeñas Mentiras a pesar de estos dos pequeños problemillas, pues os vais a encontrar con intriga y con un toque de más de lo mismo, pero diferente. Y no os extraña si a algunos os hace rememorar a Mujeres Desesperadas, porque conmigo desde luego lo ha conseguido.
Puntuación: 4/5