domingo, 9 de noviembre de 2014

Prohibido leer a Lewis Carroll de Diego Arboleda

Título: Prohibido leer a Lewis Carroll
Título original: Prohibido leer a Lewis Carroll
Autor: Diego Arboleda
Editorial: Anaya
Páginas: 208










Sinopsis
Este libro narra la historia de Eugéne Chignon, una joven institutriz francesa que en 1932 viaja hasta Nueva York para cuidar de una niña, Alice, cuya desatada pasión por el mundo creado por Lewis Carroll ha provocado que sus padres le prohíban leer sus libros. 
La primera misión de Eugéne será evitar que Alice se entere de que Alice Liddell, la auténtica Alicia que inspiró a Lewis Carroll, ahora con ochenta años, va a visitar la ciudad para recibir un homenaje. 
Eugéne Chignon comprobará que las extrañas casualidades, los personajes extravagantes y las situaciones absurdas no son solo patrimonio del País de las Maravillas, sino que se encuentran a menudo en nuestro mundo y especialmente en esa casa. 
La comedia disparatada y los datos históricos (reales y a pesar de eso aún más disparatados) tienen cabida en esta novela, en la que el sinsentido, ese nonsense tan emblemático de Carroll, acaba teniendo mucho sentido.


Autor
Diego Arboleda nació en Estocolmo, Suecia, en 1976, y unos años después se licenció en Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid. Trabaja como librero en una de las librerías más importantes de esta ciudad, y ha ganado en dos ocasiones el Premio de Cuentos Ilustrados Ciudad de Badajoz junto a la ilustradora Eugenia Ábalos.

Opinión
Como me pasó con la reseña de Princesas al ataque hace un par de días, vuelvo a traeros la reseña de una novela infantil que descubrí precisamente gracias a la autora de esta anterior saga infantil. A pesar de que Alicia en el País de las Maravillas no es ni de lejos una de mis lecturas favoritas, nunca lo ha sido, he disfrutado esta especie de retelling, continuación como una niña con zapatos nuevos. Y lo más importante de todo, me ha hecho reír y sonreís como nunca.
En Prohibido leer a Lewis Carroll los animales no hablan, no hay un huevo gigante en un muro sentado, no existen las fiestas locas de no-cumpleaños, y aun así, la historia es loca, divertida y única. Como protagonista de la historia tenemos a una institutriz francesa patosa como ninguna a la que todos los nobles de la ciudad buscan trabajo. Todos ellos se alegran al ver un anuncio en el periódico, único como pocos. ¿Qué familia pide que su institutriz sea capaz de mentir tanto en inglés como francés? Nuestra protagonista se hace con el trabajo y de las mismas causa un revuelo durante su viaje en barco hacia Nueva York, donde entablará amistad con un hombre con un huevo gigante (que no habla) y un chico perseguido por la prensa. Además a su llegada conocerá a Alice, la pequeña protagonista, obsesionada como su propio nombre indica a la disparatada historia de Alicia en el País de las Maravillas, historia que además en su casa está prohibidísima.
Tengo que decir que el libro era totalmente desconocido para mí. Ahora que ya está en mis manos he sabido que es una reedición y que en si salió a la venta el año pasado. De todas formas esta lectura infantil ha llegado a mis manos en el momento preciso. Diego Arboleda, autor de la historia, juega con nuestro amor por lo prohibido con el título (no podéis negar que es atrayente). Y claro, todos queremos saber por qué en la historia está prohibido hablar del autor Lewis Carroll.
Lo bueno una vez enfrascado en la historia es ver a los personajes caracterizados con esos dibujos a la vez sencillos y preciosos de Raúl Sagospe. Es una forma muy acertada de ver las expresiones exageradas de los personajes a medida que vas leyendo. Por otra parte el autor ha sabido enfrascarte de nuevo en la historia de Alicia pero sin recurrir a la fantasía que tenía esta primera historia. Prácticamente disfrutamos de todos los personajes del clásico original (salvo excepciones como la reina de corazones o e gato de Cheshire, que a pesar de eso si salen dibujados al principio el libro) pero de una forma verosímil y para nada desbaratada.
Como personajes caben destacar nuestras dos protagonistas, Alice y la institutriz. Son uña y carne a pesar de la obsesión de una y la mala pata de la otra. Gracias a dios la institutriz cuenta con la discrección y ayuda del tío de su "alumna" para cubrir todos su fallos, sin duda, hechos sin querer. Pero además de a estos contamos con la auténtica Alice Lidell, en la que Lewis se fijó y a un niño que no quería crecer pero que estaba destinado a ello (pista: es personaje de otra novela un tanto disparatada).
Prohibido leer a Lewis Carroll es un niño infantil con mucha magia, que se disfruta aun siendo adulto, pero que no podéis dejar de tener en vuestras estanterías, aunque sea para leérselo en un futuro a los hijos, o a sobrinos o niños a vuestro alrededor. Y si queréis recuperar la infancia perdida, sumergiros entre sus páginas, no os arrepentiréis.
Puntuación: 5/5

6 comentarios:

  1. No lo conocía y me ha parecido muy bonito para los niños.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonito para niños y para mayores. Es una gozada de lectura

      Eliminar
  2. No lo conocía pero tiene súper buena pinta :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es precioso, te lo recomiendo encarecidamente

      Eliminar
  3. Había leído una reseña de este libro y me había picado la curiosidad pero no demasiado... Ahora estoy muy intrigada porque además dices que no eres super fan de Alicia xDDDD
    ¡Saludos! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que va. Adoro la adaptación cinematográfica de Tim Burton (algo raro, porque mucha gente parece odiarla) pero no me gustó en demasía Alicia en el País de las Maravillas. Todo el mundo debería leerlo, si, pero no es para el disfrute de todo e mundo tampoco

      Eliminar